El gobernador cordobés, un moroso menemista  

Schiaretti le reclamó plata a Cristina, pero en Santiago todavía recuerdan sus alquileres impagos

Como interventor en Santiago del Estero, dejó muchas deudas en la casa que alquiló. Quejas del locador por robo de muebles y las denuncias por su sospechosa administración.  

Don Aliaga, el hombre que le alquiló su casa a Schiaretti y la paso mal. | Foto: Youtube

El gobernador cordobés Juan Schiaretti fue uno de los grandes ganadores del conflicto entre el Gobierno y el campo, y es hoy uno de los peronistas (díscolo, eso sí) con imagen positiva. Sin embargo, donde no lo recuerdan nada bien es en Santiago del Estero, provincia de la que fue interventor entre diciembre de 1993 y el mismo mes de 1995, designado por el entonces presidente Carlos Menem, con la bendición de su padrino político de la época, Domingo Felipe Cavallo.

En la actualidad, Schiaretti es mala palabra en la norteña provincia. El hombre que hasta ayer denunciaba que el Gobierno lo asfixiaba económicamente porque le adeuda 1.500 millones de pesos y tras la reunión con Cristina llamó a dar "vuelta la página de los enfrentamientos", no dejó las cuentas claras al dejar la intervención. No sólo los números del Estado quedaron bajo sospecha –se denuncian un faltante de 320 millones de pesos, además de un escándalo por un cuenta en Suiza– sino que también sus cuentas personales.

El cordobés se fue de la provincia sin pagar el alquiler y la luz de la casa que ocupó durante dos años, destrozó las cañerías de la propiedad y el locador denunció que le robó objetos y muebles. "Acá Schiaretti se manejaba como los menemistas, es decir como los faraones", graficó a Perfil.com Miguel Ángel Brevetta Rodríguez, el abogado que denunció al cordobés por su fraudulenta administración en Santiago y quien asegura que la historia del alquiler impago y los destrozos es verídica. "Aliaga apareció en los diarios de la época quejándose de este sinvergüenza".

"Fue tan enorme, tan estrepitoso el fracaso de la intervención de Schiaretti que al finalizar su gestión en 1995 los santiagueños votaron en masa a Carlos Juárez, el caudillo al que le habían quemado la casa dos años antes durante el santiagueñazo. Prefirieron al monstruo del que Schiaretti había ido a salvarlos", escribió el periodista Sergio Carreras en el último número de la revsta política El Sur , sobre el paso del gobernador mediterráneo por la intervención de Santiago del Estero. Carreras es conocedor de los entretelones políticos de Santiago: escribió la biografía El reino de los Juárez, sobre el caudillo santiagueño y su familia.

La metáfora de la casa. Don Aliaga fue el hombre que le alquiló la casa a Schiaretti durante la intervención y su reclamo puede verse en YouTube (o en el video que acompaña esta nota). "Conmigo no se portó bien", relata Aliaga en el video y agrega que cuando fue a reclamarle el pago del alquiler a Schiaretti, éste le respondió que lea los diarios porque él es un "hombre público", un "hombre del presidente Menem", a quien le debía lealtad y que todo iba a llegar "a su debido tiempo".

Aliaga esperó hojeando los diarios, pero el contacto con Schiaretti nunca llegó. Tras la salida de Schiaretti, "a los cuatro o cinco días”, recuerda, “se aparece el jardinero que yo le había dejado, me dice que la casa está abierta. Llegué a la casa y efectivamente confirmé que estaba abierta, la llave no estaba, tuve que hacer un duplicado para entrar, y me encontré con algunos faltantes de cuadros, algunos adornos, de muebles". También las cañerías estaban destrozadas. Según afirma el locador enojado, el interventor se hacía traer agua de los bomberos, incluso para llenar la pileta.

Pero eso no era todo, a los pocos días de retomar posesión de la casa cortaron la luz de la propiedad. , “Voy a reclamar por qué me cortan la luz y me dicen: `bueno, tiene una deuda de dos años´”. “Cómo no pagó nunca y no se la cortaron”, preguntó Aliaga y se quedó atónico al oír la respuesta: “Noooo... cómo le vamos a cortar al Gobernador”.

En cierta medida, la administración Schiaretti en Santiago del Estero es algo que hoy podría repetirse en Córdoba, señala Brevetta Rodríguez, quien fue subsecretario de Medios y Vocero del Gobierno anterior a la intervención. “Vos hablás con un jubilado de él y lo único que hace es putear a Schiaretti, que les recortó lo haberes a los jubilados. Han pasado 15 años y va a hacer lo mismo ahora”, sostienen y añade que “lo que esta pasando en Córdoba es un anticipo, Schiaretti aparece con el estigma de la ilegitimidad, porque es un gobierno espurio como el que desarrolló en Santiago”.

*Redactor de Perfil.com.

G Plus

Facebook

Twitter

¿Te gustó este artículo?
Temas
 

Comentarios

Comentá en Perfil.com

Para comentar debes estar logueado,
ingresá a través de:


 
Últimas noticias
Fotogalerías