GILDO, EL INVENCIBLE  

El único gobernador que sobrevivió al "Efecto Piña"

La derrota del misionero Rovira en su intento reeleccionario obligó a muchos políticos a desistir a un nuevo mandato. Menos a Insfrán.

El fracaso del gobernador de Misiones, Carlos Rovira, de perpetuarse en el poder a través de una reforma que permitiera la reelección indefinida marcó un antes y un después para varios gobernadores, excepto para uno: el formoseño Gildo Insfrán.

El 30 de octubre de 2006 el kirchnerismo sufrió su primera derrota en las urnas desde que llegó al poder el 25 de mayo de 2003. Una coalición opositora, liderada por Monseñor Joaquín Piña, el obispo emérito de Iguazú, venció en un comicio constituynte al entonces Gobernador, Carlos Rovira, con casi el 60% de los votos y frustró su sueño de seguir en el poder. Días antes, había recibido la visita del entonces presidente Néstor Kirchner quien, tras la derrota, ordenó a sus gobernadores leales desistir de todo intento de reelección.

Eduardo Fellner, de Jujuy, y Felipe Solá, de Buenos Aires, cumplieron con el mandato de su líder político. Ambos tenían un panorama complicado: el jujeño necesitaba reformar la Constitución y el bonaerense que la Justicia le diera el visto bueno a su candidatura. Por el "efecto Piña", declinaron de sus intentos. Sin embargo, y a pesar de su lealtad incólume al presidente de turno, Gildo Insfrán fue por la re-re y ganó con comodidad, con el 72,8%.

El Padre Nazar. Insfrán también tuvo a un hombre de la iglesia que motorizó la oposición a su reelección. El padre Francisco Nazar, párroco de Las Lomitas, encabezó un foro integrado por la Iglesia, organizaciones sociales y campesinas, gremios, partidos políticos y grupos indígenas que, a pesar del esfuerzo, no pudieron frenar el cuarto mandato de Gildo Insfrán.

"Misiones ha producido un efecto verdaderamente extraordinario en el país, que yo llamo un 'tsunami político'. El pueblo pobre de Misiones nos ha dejado el mensaje de que un pequeño puede derribar la soberbia de los poderosos", aseguró a Perfil el 3 de diciembre de 2006, confiado en poder repetir lo que Piña en Misiones. "Comenzó como un foro permanente de la democracia que se creo porque hubo mucho malestar por la ley que sacó la legislatura de reelección indefinida", cuenta a Perfil.com Nazar, quien hoy trabaja con campesino y pueblos indígenas".

No obstante, la maquinaria politica del caudillo formoseño pudo más que todo el arco opositor, el pedido del conglomerado opositor no fue escuchado por la justicia, ni los legisladores, e Insfrán logró perpetuarse en el poder.

 "Fue aleccionador, si bien no conseguimos el objetivo", reflexiona el sacerdote a dos años de aquella gesta, y reitera que en Formosa algunas cosas "legales son absolutamente ilegales pero escritas", al hablar de lo que hoy representa la reelección indefinida y la Ley de Lemas, aún vigentes. Mientras, Gilgo sigue en el poder, como hace 20 años.

*Redactor de Perfil.com.

G Plus

Facebook

Twitter

¿Te gustó este artículo?
Temas
 

Comentarios

Comentá en Perfil.com

Para comentar debes estar logueado,
ingresá a través de:


 
Últimas noticias
Fotogalerías