Entrevista Perfil.com  

Un pastor evangélico quiere desplazar al kirchnerista Zamora de la gobernación de Santiago del Estero

Rosendo Santo quiere ganar las elecciones de noviembre. Críticas al clientelismo. La alianza la UCR-PJ: "Un monstruo con varias cabezas”.

Foto: Gentileza José Gómez- El Liberal

La carrera por las elecciones a Gobernador en Santiago del Estero, que serán el 30 de noviembre, ya está dando qué hablar. No sólo por la candidatura a la reelección del radical ultra K Gerardo Zamora y por la reciente intervención del PJ provincial, sino porque el MID quiere hacer la gran “obispo Joaquín Piña” en esas tierras, y acaba de lanzar a su candidato, Rosendo Santo, un pastor evangélico que dedicó su vida a "la palabra de Dios".

Perfil.com habló con él y, aunque aclara que no tiene intenciones de criticar a sus opositores políticos, asegura que decidió inmiscuirse en la política para terminar con el clientelismo político, y cuenta que no está a favor de las alianzas como las del radicalismo con el kirchnerismo, porque “un cuerpo con varias cabezas es un monstruo”.

Santo tiene 51 años y hace 36 que pertenece a la Iglesia Evangélica. Gracias a ello, dice, logró salir de la pobreza por sus propios medios y sin la dádiva el Gobierno. De ahí el lema de su campaña: “Cambia tu manera de pensar para cambiar tu manera de vivir”. Es, según explica, el lema que él mismo tomó para cambiar su vida. “Soy santiagueño, nacido en el interior de la provincia, en Alberdi, y me crié en un lugar humilde. Con ocho hermanos y mi padre en la cárcel tuve que salir a lustrar botas a la plaza para vivir. Hasta que un día conocí la palabra de Dios”, relata.

En el ámbito evangélico es una especie de referente, que además tiene muchos seguidores en el interior de Santiago, una provincia caracterizada por la pobreza. Hace 22 años, de hecho, Santo fundó el movimiento Ministerio Apostólico con templos en varios lugares de la provincia.

“Al santiagueño le fueron metiendo la idea de ‘tú no tienes’, ‘tú no puedes’, ‘tú no sabes’, y se ha acostumbrado a que el Gobierno le de 200 o 300 pesos para que viva. Así, el santiagueño cree que no puede vivir si no es del Gobierno”, dice Salto, en una clara referencia al clientelismo político. Y aunque dice que no le interesa criticar a su opositores políticos, señala que si bien con el Gobierno de Zamora se mejoraron "algunas cosas", los temas sociales más postergados siguen olvidados, como la salud y la educación.

-¿Qué piensa de los Kirchner?

- Así como a pesar de tener diferencias doctrinales con otras religiones, he trabajado por todas las personas por igual. Entiendo que los Kirchner hacen cosas buenas y cosas malas, como todas las personas.

-¿Qué cosas malas hacen?

- Hay cosas que no han hecho, más bien, como en temas de salud y educación que sigue todo igual. Aquí hay que ser justos. Y eso no significa sólo ayudar al pobre. Porque los ricos también necesitan, y si es rico debe ser porque ha trabajado mucho. Pero el pobre tiene que vivir mejor.

- ¿Qué opina de la alianza de Zamora, que es radical, con el kirchnerismo que es peronista?

- A mí no me gustan las alianzas. Sólo usando la lógica me doy cuenta que un cuerpo con varias cabezas es un monstruo. Con dos cabezas ya es un monstruo, peor si tiene varias.

- ¿Por qué eligió el MID para lanzarse en política?

- Porque el MID es un partido que habla del desarrollo e integración. Me ofrecieron un partido para la gente.

-¿Cree que puede ganar las elecciones?

-Desde lo terrenal podría parecer ilógico, porque mi movida es en la calle, con volantes, porque el Gobierno controla todo. Pero yo soy un hombre de fe y confío en el más grande de los grandes y en una intervención divina. Creo que sí, puedo ganar. De lo contrario no me presentaría. 

G Plus

Facebook

Twitter

¿Te gustó este artículo?
Temas
 

Comentarios

Comentá en Perfil.com

Para comentar debes estar logueado,
ingresá a través de:


 
Últimas noticias
Fotogalerías