rechazo a la medida en santa cruz

Con sangre fría, Cristina vetó la protección de glaciares

A pesar de que disfruta sus fines de semana cerca del Perito Moreno, la Presidenta decidió no destinar fondos para la conservación de los hielos. Los motivos de su decisión.

Foto: Cedoc

El Glaciar Perito Moreno no tiene quien lo proteja. Aunque Néstor y Cristina Kirchner disfruten como nadie sus fines de semana en el Calafate, a pocos kilómetros del parque nacional Los Glaciares, a la Presidenta no le tembló el pulso a la hora de vetar la Ley de presupuestos mínimos para la protección de los glaciares y del ambiente periglaciar, aprobada el 22 de noviembre por el Senado.

Según informa el sitio Opi Santa Cruz , la Asamblea Ambiental Ciudadana expresó que Cristina vetó la ley, dejando sin resguardo necesario a una de las mayores fuentes de agua dulce del mundo y afectando, de manera principal, a su provincia, Santa Cruz. Lo hizo a través del decreto 1837/08 publicado el 10/11/08 en el Boletín Oficial, en el que detalla que “repercutiría negativamente en el desarrollo económico y en las inversiones que se llevan a cabo en dichas provincias”.

El artículo 6º, objetado por la Presidencia, solicitaba se prohíban actividades que puedan afectar a los glaciares tales como: la liberación de sustancias contaminantes, la construcción de obras de arquitectura o infraestructura (exceptuando a las de investigación científica), la explotación minera o petrolífera, y la instalación de industrias o de desarrollo de obras industriales.

Esta actitud generó el rechazó de la Asamblea Ambiental Ciudadana de Santa Cruz que afirmó: “ No importa la gente, no importan los pueblos y sus necesidades solo importan las necesidades de estas empresas transnacionales que además de robarnos el oro nos robarán la vida”.

G Plus

Facebook

Twitter

¿Te gustó este artículo?
Temas
 
Últimas noticias

Comentarios

Comentá en Perfil.com

Para comentar debes estar logueado,
ingresá a través de:


 
 

Nadie aprende de Vélez

Por Alejandro Fabbri | El club de Liniers afronta el Torneo de 30 equipos con un plantel plagado de juveniles mientras la dirigencia intenta acomodar las finanzas. Una fórmula que ya le dio resultado pero el resto no se anima a imitar.

 

Galerías de fotos