Panorama educativo  

Salarios docentes, cuentas chinas

La composición del sueldo docente está conformado por tantos ítems, como interpretaciones y valuaciones, que a veces dependen de la jurisdicción que se trate y de quien los analiza, en una suerte de "trampa" salarial.

La composición del sueldo docente está conformado por tantos ítems, como interpretaciones y valuaciones, que en muchos casos dependen de la jurisdicción que se trate y de quien los analiza, en una suerte de "trampa" salarial.

Por estos días, las reformulaciones de los aumentos en los haberes de los maestros bonaerenses, de Capital Federal, de Neuquén, Río Negro, en las negociaciones entre sindicatos y funcionarios, pusieron en la superficie, una vez más, que los maestros son rehenes de estos múltiples rubros y que tuvieron que convertirse en una suerte de "economistas" para interpretarlos.

No es casual que muchas provincias, para tener alineados y disciplinados a los maestros, recargaron desde hace más de dos décadas de estos plus muchos no remunerativos o no bonificables tales como "zona", "material didáctico", "presentismo", "dedicación" y "capacitación". En caso de huelgas pueden perder una porción importante de sus sueldos, como ocurría hasta hace poco en Santa Cruz, donde durante más de dos décadas el presentismo que cobraban superaba al propio sueldo. Uno de cada cuatro pesos del salario docente se paga en negro, según un informe del Instituto para el Desarrollo Social Argentino (Idesa), que toma datos del Ministerio de Educación nacional.

El estudio reveló que 15 provincias pagan entre el 20 por ciento y 40 por ciento del salario de sus docentes en montos no remunerativos. Además, el incentivo docente que hoy se plantó en 110 pesos y que se consiguió tras 1.003 días de ayuno en la Carpa Blanca frente al Congreso de la Nación, es una suma no remunerativa ni bonificable, también llamada "en negro", que no va al sueldo básico y no se promedia con la antigüedad ni se deduce para las cargas previsionales, es decir la jubilación.

Por estos días tuvieron lugar dos gravitantes negociaciones salariales, una entre el Frente Gremial docente bonaerense y el gobierno de Daniel Scioli, que se encamina en un posible arreglo.

La otra, que aún no finalizó, tiene lugar entre los numerosos sindicatos de maestros y profesores porteños con los funcionarios de Mauricio Macri, que en principio habían logrado entusiasmar con la oferta y luego recibieron de respuesta un paro de 48horas de cuatro de los principales sindicatos -el ceterista UTE, UDA Capital, los privados de SADOP y ADEMyS.

El director General de Educación, Mario Oporto, dijo que la oferta representará un aumento del 9 por ciento en la masa salarial, que fue llevada de 980 a 1.250 millones de pesos, según fuentes sindicales, llamativamente cuando Scioli había asegurado que los 1.000 millones de masa "era la última y máxima oferta posible", debido a la "falta de posibilidad económica de la Provincia".

Según pudo saber la agencia DyN, el sueldo inicial del maestro de grado a partir del 1ro de marzo se llevará de 1.450 a 1.550 y desde el 1ro de julio a 1.605 pesos.

En tanto, el docente con diez años de antigüedad cobrará 1.747 pesos -el aumento es de 133- y con 24 años, que es la máxima antigüedad, 2.370 pesos, con una suba de 191.

En el caso de los profesores de media, el inicial con 20 horas reloj semanales será de 2.310 pesos sin antigüedad, el de 10 años de antigüedad 2.951 pesos -un aumento de 238- y el de máxima antigüedad 4.073 pesos, una suba 348.

En el caso de Ciudad, donde rige una "confidencialidad" hasta el lunes próximo, esta agencia pudo saber que se presentará una propuesta que volverá a mejorar la masa salarial, que en principio llevó de 86 millones a 102 millones y que ahora se acercaría a los 140 millones.

Y que además el sueldo inicial se instalaría en 1.510 pesos para un docente sin antigüedad y en 1.765 pesos con 10 años de antigüedad, a partir de marzo y 1.789 desde julio.

De los lados, funcionarios y docentes de Ciudad y Provincia por estos días aceptaron fuera de micrófono que "la cosa no daba para más"; que "ya se habían hecho todas las cuentas y cruces entre variables posibles" y que "los paros son cada vez más antipáticos para los padres".

Basta con saber las historias de los chicos y jóvenes de Río Negro y Neuquén, muchos de ellos pueden contar mejor que nadie su sentimiento de no tener perspectivas y algunos de no saber que es empezar la escuela.

G Plus

Facebook

Twitter

¿Te gustó este artículo?
Temas
 

Comentarios

Comentá en Perfil.com

Para comentar debes estar logueado,
ingresá a través de:


 
Últimas noticias
Fotogalerías