Corrientes: la impúdica guerra entre los primos Arturo y Ricardo Colombi por el poder y la gobernación

Operaciones de prensa, denuncias truchas, justicia adicta, un supuesto perejil que habría cobrado $250 mil de pauta oficial y más. Las pruebas .

Galería de imágenes.

A once días de las elecciones a gobernador, en Corrientes todos los días un nuevo escándalo salpica la gestión del cobista Arturo Colombi, que busca la reelección contra su primo, el ex gobernador Ricardo Colombi. A la denuncia por enriquecimiento ilícito contra su secretario privado, Diego Mosquera, al que se acusa de tener un cuenta sueldo por $2.602.259, se le suma un nuevo denuncia de corrupción: el asesor de un senador provincial arturista habría cobrado $250 mil de pauta oficial, $40 mil por mes, por un banner y algunas menciones radiales.

Sin embargo, Arturo denunció un complot en su contra y en la gobernación perjuran que todas son operaciones de prensa que forman parte de una feroz interna por la pauta oficial. Desde su entorno, apuntan a una serie de medios ricardistas y sostienen que hay una maquinaria paraestatal que responde al candidato opositor cuyo principal sustento radica en la Justicia que, aseguran, está haciendo "todo lo posible para que el actual mandatario pierda".

El caso Mosquera. Sin dudas, la denuncia que más golpeó al gobernador fue la detención de su secretario privado, Diego Mosquera. A través de un informe de la AFIP (ver facsimil), el senador ricardista Gustavos Canteros reveló presuntas irregularidades en las cuentas que la mano derecha de Colombi tiene en el Banco de Corrientes. Allí, según el informe fiscal, tendría ingresos millonarios en concepto de sueldos que no se condicen con su salario. Mosquera, en su rol de abogado, se presentó espontáneamente a declarar y quedó detenido por presunto enriquecimiento ilícito, generando un escándalo nacional.

El secretario de Información Pública, José Luis Zampa, aseguró a Perfil.com que el caso Mosquera es "otra de las operaciones de prensa" contra el Gobierno y acusó a algunos medios de ser "talibanes de la oposición" y jugar a favor de Ricardo Colombi. El funcionario señaló que la actitud de varios medios hacia la gestión oficial cambió luego de que se les recortó la pauta. "Algunos portales llegaban a cobrar 30.000 pesos por mes", expresó. "En Corrientes existía una industria lubricada del soborno en el área", agregó una persona que conoce de cerca los manejos de prensa.

Desde el Ejecutivo defienden a Mosquera: sostienen que los documentos de la AFIP son truchos y marcan que el Gobernador "pone las manos en el fuego" por él. "Llama la atención que todas las cifras sean redondas, borraron las comas", apuntó una fuente, sobre los montos que figuran en la denuncia ($1.388.469 en Dic.07, $429.160 en Feb.08, y un total de $2.602.259). "Si hubiera robado esa cifra, ¿cómo iba a ser tan inocente de ponerla en la cuenta sueldos?", se cuestionó.

En un nota requerida por el propio Mosquera al Banco de Corrientes puede verse la otra cara de la denuncia. Allí figuran las mismas cifras pero con los decimales. De ese documento (ver facsimil), que lleva la nota del presidente del banco, Orlando Costaguta, se desprende que Mosquera no tendrían más de 2 millones de pesos en sueldos, sino $26.022,59. Lo mismo, la cuenta de su esposa, denunciada al igual que el por unas presunta cuenta millonaria.

Para el senador Fabián Ríos, tercer candidato en disputa, " Arturo Colombi encubre actos de corrupción y pone en juego la estabilidad financiera del Banco de Corrientes para encubrir depósitos en sus cuentas", según expresó a este medio la semana pasada.

¿Por qué, si esto es cierto, Mosquera sigue preso? En el entorno del gobernador apuntan que es así porque antes de dejar la gobernación, Ricardo Colombi, designó a dedo 60 cargos relevantes en la Justicia que hoy le responden con "obendiencia debida". Lo mismo ocurre, dicen, en el banco provincial, en la policía, en los organismos del Estado, y hasta en la propia gobernación, con empleados contratados en planta permanente. 

¿Ñoqui o perejilazo? El lunes, la Agencia de Noticias Libres, de la ciudad de Paso de los Libres, denunció que Horacio Ramón Romero, un joven de esa localidad que milita para Arturo (ver foto), cobraba $40 mil pesos por mes en pauta oficial, habiendo percibido un total de más de $250 mil. Romero es un empleado del senador oficialista Vicente Picó y trabaja para él en un kiosco de relevado de fotos ubicado en una joyería propiedad del político. Además, tiene una pequeña productora de eventos sociales, HR Producciones, y el programa de radio "Mistura Fina", en FM Brava, en el que pasa música.

En el sitio web de "Mistura Fina", Romero tiene un banner de la secretaria de Información Pública de la provincia por el cual, denuncian algunos portales correntinos, cobra la cuatiosa suma mensual. "No es así, yo estoy haciendo algunos trabajos para el gobierno [saca fotos e instalada equipos de audio en actos], pero no me voy a prender en esa", dijo a Perfil.com el denunciado, que aseguró que la cifra que recibe es infinitamente menor. En efecto, de haber cobrado $250 mil, habría evadido el pago de impuestos de la AFIP, donde figura como monotributista bajo la categoría E, que puede facturar hasta $72.000 anuales (ver comprobante).

Otro sitio, Corrientes Noticias , redobló la apuesta contra Romero: lo acusó de ser "ñoqui" legislativo y cobrar un sueldo de $3.300 mensuales como asesor del senador Picó. El denunciado prefirió el silencio y no aclaró si asesora al senador. "De eso van a hablar mis abogados, te dejo porque se me enfría la sopa", respondió. Perfil.com pudo confirmar que desde diciembre de 2007, Romero figura en el registro de empleados del senado provincial como personal contratado y percibe el sueldo en cuestión.

Por su parte, el senador Picó señaló a este medio que las denuncias contra su empleado forman parte una "campaña sucia" contra el gobernado Arturo. " Están tratando de complicarme a mi y de lastimar al gobernador" y agregó que la denuncia "es una operación de prensa: "Romero cobra pauta pero no esa cifra". En efecto, ninguno de los medios que publicó la denuncia no publicaron documentos que respalden dicha información.

El secretario de Información Pública dijo no recordar el caso de Romero: "Si cobra, la cifra no debe ser mayor a tres mil pesos" y explicó que en los medios del interior hay agencias que concentran los trámites de pago de la pauta. Asimismo no se mostró preocupado porque estas denuncias sigan apareciendo. "No me caben dudas de que habrá más operaciones, pero la gente ya no les cree", manifestó.

(*) redactor de Perfil.com

G Plus

Facebook

Twitter

¿Te gustó este artículo?
Temas
 

Comentarios

Comentá en Perfil.com

Para comentar debes estar logueado,
ingresá a través de: