Cristina anunció una asignación "universal" por hijo de $180

"Los que tenemos dinero no necesitamos", dijo. El abrazo a Milagro Sala. La presencia de Bilardo. La letra K y el decreto.

Foto: Télam

Desde el salón de la Mujer, la presidenta Cristina Fernández de Kirchner anunció la creación por decreto de una asignación universal por hijo, equivalente a la suma de $180, para los menores de 18 años y discapacitados, de familias desocupadas o que se desempeñan en empleos informales, que no reciban ninguna otra asignación.

Los fondos para sostener este subsidio saldrán de las arcas de la Administración Nacional de la Seguridad Social, que será el organismo de aplicación y control de la política social. "No es la solución para la pobreza", aclara el decreto 1602/09, que establece como requisito que los chicos tengan la escolaridad al día, así como el plan de vacunas completo. 

Palabra presidencial. "El inciso k no tuvo nada que ver, cayó justo en k, allí se fija la suma de $180 para los sectores vulnerables", rompió el hielo Cristina luego de las palabras de la locutora oficial del acto. La mandataria detalló que en total se invertirán $9.865 millones.

Enseguida, la Presidenta destacó las virtudes del modelo K: "Hemos generado más de 5 millones, incorporado al sistema previsional a más de 2 millones, hemos generado, y lo seguiremos haciendo, políticas contraciclicas, que vienen estructuralmente dirigidas a lograr un país con trabajo, industrias, valor agregado y viviendas".

Empapada de los aplausos de todo el gabinete de ministros, gobernadores, senadores, diputados y referentes de organizaciones sociales, Cristina manifestó que "si dijera que con esto terminamos la pobreza sería un ejercicio de hipocresía o cinismo" y agregó que "el que lo dice esta mintiéndose a sí mismo y a los demás".

El abrazo con Milagro Sala.  Al final del acto, la mayoría de los presentes comenzó a entonar la marcha peronista, con un protagonismo vocal del polémicos secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, que agitaba sus brazos en señal de alegría. A su lado, la diputada ultrakirchnerista Diana Conti, lo imitaba.

Luego de saludar a varios de los presentes, la presidenta tuvo un particular y afectuoso abrazo con la dirigente social, Milagro Sala, de Jujuy, quien la semana pasada fue tema de agenda porque fue denunciada por agresiones por el senador y presidente de la UCR, Gerardo Morales.

Con un fuerte apretón y una caricia en el pelo, Sala fue la última persona que Cristina saludó antes de retirarse del salón con rumbo al aeroparque para abordar el avión que la llevará a Chile, donde se encontrará con su colega Michelle Bachelet. Sala, dirigente de la Tupac Amaru, reciben millonarios subsidios de Nación.

G Plus

Facebook

Twitter

¿Te gustó este artículo?
Temas
 
Últimas noticias
Fotogalerías

Comentarios

Comentá en Perfil.com

Para comentar debes estar logueado,
ingresá a través de:


 

todofalsoyvil5

02-04-2014 | 05:42


Las cosas cambiaron, si estas en lo cierto, se acabo la guita que tiraste sin miramientos, detras de la Asignacion Universal , se consolido la Promiscuidad y la Prostitucion de las jovenes, y el regalo de 600 para la vagancia y la droga en los jovenes