Renunció Posse: duró apenas 11 días como ministro de Educación porteño

La catarata de críticas, desde el Gobierno nacional a los propios sectores docentes, no le dejó margen de gestión. Lo reemplazará Esteban Bullrich.

El ministro de Educación porteño, Abel Posse, renunció hoy a su cargo y será reemplazado por el diputado nacional de PRO Esteban Bullrich, confirmaron hoy diferentes fuentes oficiales y políticas. La salida de Posse, que fue cuestionado por los gremios docentes, el gobierno nacional y la totalidad de los dirigentes de la oposición, se conoció esta noche pero se hará oficial recién mañana, cuando el jefe de Gabinete porteño, Horacio Rodríguez Larreta, brinde una conferencia de prensa a las 9.15 en el microcine del gobierno de la Ciudad.

Posse, de 75 años, había asumido el cargo el 11 de diciembre pasado. Bullrich, en tanto, se reunió hoy con el jefe de Gobierno Mauricio Macri, quien le confirmó su designación y expresó sus objetivos en la cartera educativa.

Según las fuentes consultadas, Macri le había ofrecido al legislador nacional el cargo de ministro de Educación cuando fue desplazado Mariano Narodoswki, involucrado por la Justicia en una causa por espionaje telefónico. Sin embargo, en aquel momento Bullrich desestimó de asumir la responsabilidad, tal como hicieron otros dirigentes del PRO.

Bullrich, un político cercano a Rodríguez Larreta dentro de la estructura del PRO, fue elegido diputado nacional en 2005, pero tres años después presidió durante seis meses el ministerio de Desarrollo Social porteño.

Los problemas para Posse no tuvieron respiro. Un día antes de asumir, había acusado al kirchnerismo de "no reprimir" para enfrentar el problema de la inseguridad y de "infectar con un virus ideológico" la lucha contra el delito, "imponiendo la visión trotskoleninista de demoler las instituciones militares y la policía". En una columna periodística, el ahora ex ministro repudió lo que denominó los "guerrilleros que rodean a los K", y responsabilizó a "los Kirchner" de no contener la ola de violencia ni las protestas sociales.

Además, aseguró que "cuando el gremio" docente "negocia" aumentos salariales "con los chicos en el medio, es como si alguien les pusiera un revólver en la cabeza".

Las diferentes declaraciones provocaron reacciones y polémicas, pese a lo cual Posse comentó que no se arrepentía. El secretario adjunto de CTERA y legislador porteño por el kirchnerismo, Francisco Nenna, rechazó la designación de Posse "por su perfil fascista y represivo", y preanunció "graves conflictos" si el escritor permanecía en el cargo. Por su parte, el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, consideró a Posse como un "faccioso", un "misógino" y un "enorme burro" con una "dudosa formación democrática".

Macri resistió en primera instancia esos vendavales, pero la situación terminó adquiriendo un cariz insostenible, tanto para el líder del PRO como para el propio Posse, que terminó esta noche por admitir con su renuncia que no tenía margen de gestión.

 

Fuente: DYN

G Plus

Facebook

Twitter

¿Te gustó este artículo?
Temas
 

Comentarios

Comentá en Perfil.com

Para comentar debes estar logueado,
ingresá a través de:


 
Últimas noticias
Fotogalerías