Las casas del Plan Federal de Vivienda en Pilar se rajan y se llueven

Destinadas a discapacitados, las anunció Néstor Kirchner en 2004. El agua no es potable. Las complicaciones de los vecinos. Galería de imágenes.

Galería de imágenes.

Foto: Telam

Contenido relacionado

Julio de 2004. El por entonces presidente Kirchner lanza el Plan Federal de Viviendas y anuncia la creación de 12 mil casas para los argentinos. En 2008 en el municipio de Pilar, Buenos Aires, se entregaron 189 unidades. Una de las localidades beneficiadas fue el barrio "Los Milagros" de Presidente Derqui.

Allí se adjudicaron 34 viviendas para familias donde al menos un miembro de la misma presentara una discapacidad. A los pocos meses, según comentaron los vecinos a Perfil.com, las mismas comenzaron a rajarse y a lloverse, sumado a que el agua no era potable para el consumo humano.

Números. Según consta en la licitación, el presupuesto para las 34 viviendas fue de 1.561.152 millones de pesos. La encargada de las obras fue la empresa EVA SA, quien luego habría abandonado los trabajos supuestamente por falta de pago por parte del Gobierno Nacional. Las casas se entregaron igual antes de ser finalizadas por miedo a usurpaciones. Tuvo algunas salvedades: rajas, humedad, goteras y agua contaminada.

Los casos. Este portal logró hablar con varias mujeres del barrio. Todas pidieron reserva "porque si damos nuestros nombres después no nos ayudan". Una de ellas, que tiene una nena discapacitada, explicó que desde que comenzó a vivir ahí entraba agua cada vez que llovía: "Empezaron a rajarse y nos empezamos a quejar. Ahora con la llegada de los medios, están arreglando esto".

Lo insólito es que en el barrio algunas calles están en tan mal estado que las ambulancias no entran, lo que enojó aún más a los vecinos: "Todos tenemos chicos discapacitados, por ende es común que alguien siempre deba llamar a una ambulancia".

Otra de las vecinas, que tiene un hijo con serios problemas de salud y a su abuela discapacitada, contó que las rajaduras comenzaron a los dos meses de haberse mudado: "Vinieron a arreglarlo y voltearon paredes. Después fue peor porque se llovía en todos lados, en el baño, el cuarto, los pasillos". Reconoció que se siguieron quejando pero que no obtuvieron más respuestas: "Me dieron la casa para que podamos vivir bien y al final tuvimos mil complicaciones".

¿Es agua?. "El agua tiene sabor raro", relataron al unísono los vecinos. Y era cierto. La concejal Marcela Campagnoli (Coalición Cívica) explicó a Perfil.com que "el pozo ciego y el pozo para la bomba de agua están a menos de dos metros de distancia y deberían estar al menos 10. Tienen una profundidad de 18 metros y deberían ser de 30. Hay paredes rajadas y el agua sale hasta por los enchufes, porque las casas no fueron terminadas en forma correcta.". La legisladora se quejó por el hecho de que "el municipio tenía que controlar que se construyan de manera eficiente".

Según aseveró este portal, el encargado por ese entonces de controlar cada paso de la empresa constructora era Marcelo Piccolo, asesor de Obras Públicas. Sin embargo, se desligó de esa responsabilidad: "Se hicieron observaciones pertinentes. Como cualquier obra de arte puede tener fisuras, que en su momento se arreglaron". Además, rechazó las quejas de los vecinos que viven en las casas: "A los dos meses no se rajaron . Hablan dede el desconocimiento".

Por su parte, en declaraciones al portal Pilar de Todos, el intendente Húmberto Zúccaro (FPV) entendió que "le correspondería al Gobierno nacional remendar los errores que cometieron utilizando sus fondos".

Manos a la obra. Luego de varios meses de quejas, Zúccaro decidió atender los reclamos. La semana pasada desde la Municipalidad cafirmaron que se comenzaron a realizar los pozos y en los próximos días se pondrían los tanques. Ante los vecinos se presentaron el delegado Miguel Sosa y la concejal Silvina Aguilar. La Municipalidad, según fuentes oficiales, invertiría casi 100 mil pesos.

En díalogo con Perfil.com el concejal por el Peronismo Federal, Gustavo Trindade, se quejó de que "si bien ahora van a arreglar el tema del agua, el municipio debería haber controlado que las obras se hagan en tiempo y forma, algo que no sucedió. Ahora el Estado tiene que pagar injustamente".

Al mismo tiempo denunció que esto no sólo pasó en Derqui, sino también en otras localidades del partido, como San Alejo. Este portal intentó hablar con los responsables de la empresa constructora, aunque la respuesta fue escueta: "No damos notas".

(*) De la redacción de Perfil.com.

G Plus

Facebook

Twitter

¿Te gustó este artículo?
 

Comentarios

Comentá en Perfil.com

Para comentar debes estar logueado,
ingresá a través de:


 
Últimas noticias
Fotogalerías