Echaron a la panelista Jazmín de Grazia de Duro de Domar

La modelo es la cuarta figura del plantel original que desvinculan del programa. Rating en picada.

Jazmín de Grazia está desconsolada. El entusiasmo que tenía por estar dando sus primeros pasos como periodista quedó aniquilado ayer, cuando el productor Diego Gvirtz le anunció que ya no formará parte del panel de Duro de Domar.

Según fuentes del programa, luego de haber estado ausente en las emisiones del lunes y martes -su lugar fue ocupado por el periodista Mauro Federico-, De Grazia se habría reunido con Gvirtz recién ayer. Dicen que la noticia fue dada sin mediar ninguna explicación de parte del productor. Desconcertada, De Grazia decidió dejar todo en manos de sus abogados y, según fuentes de su entorno más íntimo, "hasta que el conflicto no quede resuelto de manera legal, Jazmín no hará declaraciones".

De esta manera, son cuatro los panelistas eyectados por el ultraoficialista Diego Gvirtz, que parece no tolerar ninguna diferencia con sus panelistas. Por ahora, continúan el conductor Daniel Tognetti, la kirchnerista Julia Mengolini (responde políticamente al gerente general de Aerolíneas Argentinas, Mariano Recalde, y al legislador porteño del Frente para la Victoria, Juan Cabandié), el bloguero "Un emo peronista"  y Guillermo Pardini, el único que viene de la versión anterior del programa.

Los primeros en caer fueron los históricos Fernanda Iglesias y Diego “El Chavo” Fucks. Ambos dejaron el panel para pasar a ser "columnistas especializados", sin que quede demasiado claro el modo en que participarán. Luego fue el turno de Lucas Carrasco, bloguero K y periodista de Miradas al Sur, que había entrado como reemplazo.

Su caso fue más claro. A pocas horas de su debut, protagonizó un escándalo que fue determinante. Exaltado, Carrasco dijo al aire que el ministro Amado Boudou “es un liberal payaso que puede decir lo que sea por guita, es un impresentable”. Al otro día ya no estaba en el piso.

La desvinculación de Jazmín de Grazia fue la última de la saga. Ella se animaba a disentir y a criticar al Gobierno desde su lugar de panelista en el programa. Le hizo preguntas molestas al ministro de Economía, Amado Boudou, e irritaba a Aníbal Fernández. Ya no lo volverá a hacer.  Mientras tanto, el rating del programa sigue cayendo. Aunque nunca fue bueno, en los últimos días rozó su marca histórica más baja: los 2 puntos.

G Plus

Facebook

Twitter

¿Te gustó este artículo?
Temas
 

Comentarios

Comentá en Perfil.com

Para comentar debes estar logueado,
ingresá a través de:


 
Últimas noticias
Fotogalerías