Conmoción por la muerte de Oscar Alvarado

El empresario agropecuario fue clave en el sector. Su legado.

Foto: Cedoc

El sector agropecuario está de luto en la Argentina. Es que ayer falleció en Ushuaia, Tierra del Fuego, Oscar Alvarado como consecuencia de un paro cardíaco. El empresario tenía 50 años. Fue fundador de El Tejar y ex presidente de la Asociación Argentina de Consorcios Regionales de Experimentación Agrícola (Aacrea) desde 2007 a 2009. Anteriormente, ocupó la vicepresidencia y también presidió el Congreso Nacional CREA en 2004.

Alvarado realizó su formación profesional en la Facultad de Agronomía de la Universidad de Buenos Aires (UBA). Entre otras cosas fue miembro de la Regional Centro II Sur de Aapresid, director de Bioceres, presidente de Asagir y presidente de El Tejar, empresa de gran escala dedicada a la producción de granos en campos de terceros.

Visionario. El empresario dedicó toda su vida a la producción agropecuaria, a través de su participación en el Movimiento CREA. Pero su labor no sólo se recluyó dentro de las fronteras, sino que  impulsó emprendimientos agrícolas en países limítrofes y del Hemisferio Norte.

A lo largo de sus dos años de mandato, el Movimiento CREA siguió desarrollando los aspectos tecnológicos de la producción agropecuaria. A esto le sumó programas de responsabilidad social empresaria como EduCREA, de apoyo a las escuelas, y Líderes, para la formación de dirigentes en las comunidades.

No fueron muchos los que anticiparon las formas asociativas de producción y de los emprendimientos agrícolas en campos de terceros hace 20 años. Alvarado fue uno de ellos. Por eso su visión hizo que sea uno de los empresarios agrícolas más exitosos del país. Además, quienes lo conocieron no dudaron en repetir que fue un líder nato que priorizó siempre a las personas. Su mirada estaba primero en el equipo de trabajo en pos de un objetivo compartido.

"(Las empresas) no son sólo un medio para generar dinero y cumplir sueños, sino que deben colaborar en el crecimiento de todos sus integrantes y de la comunidad en la que se insertan", solía afirmar Alvarado. Los valores morales y éticos eran centrales en las emrpesas que él comandaba. Sus empleados repiten de memoria los cuatro capitales que él consideraba claves para el desarrollo de cualqueir emprendimiento: recursos naturales, infraestructura, capital humano y capital social.

Lo recuerdan. El presidente de la Sociedad Rural Argentina, Hugo Luis Biolcati, habló del fallecimiento del empresario. Ante La Nación consideró como "una enorme pérdida para el campo y para el país, pero más allá del gran pesar, nos deja el ejemplo de quien fue un pionero, un emprendedor nato y, por sobre todas las cosas, un hombre de bien, comprometido con la Argentina".

El empresario Gustavo Grobocopatel, quien compartió clases en la facultad de Agronomía con Alvarado, dijo que "Oscar fue un líder hondo, luminoso, positivo, un ejemplo como padre, amigo, empresario y dirigente social. Los que soñamos con una Argentina verde, competitiva, más justa y equitativa, estamos desde hoy un poco más solos".

El adiós. Los restos del empresario serán inhumados hoy a las 14 horas en el cementerio Jardín de Paz, de Pilar. Se espera que al sepelio vayan autoridades del sector agropecuario.

G Plus

Facebook

Twitter

¿Te gustó este artículo?
Temas
 

Comentarios

Comentá en Perfil.com

Para comentar debes estar logueado,
ingresá a través de: