"Argentina Trabaja" pero no cobra ni el mínimo

El Gobierno paga 1200 pesos a cooperativistas, pese a los 1840 establecidos como mínimo. Denuncian inacción del Ministerio de Desarrollo Social. Fotos.

Galería de imágenes.

Foto: Cedoc

Contenido relacionado

Con el programa "Argentina Trabaja", que lanzó la presidenta Cristina Fernández de Kirchner hace dos años para crear cooperativas de trabajo y reemplazar el meramente asistencialista Plan Trabajar, los cooperativistas cobran lo mismo desde entonces, lo que representa un sueldo sustancialmente menor que el mínimo establecido por el propio gobierno, en 1840 pesos, y para colmo en estado de "precarización", según denuncian los propios trabajadores.

En efecto, el monto que reciben por mes es de 1200 pesos, el mismo que se estableció cuando comenzó a funcionar este programa, que buscaría generar "empleo digno y genuino" en los barrios más postergados.

"Es una lucha que venimos manteniendo desde hace ocho meses con el Ministerio de Desarrollo Social, que es el organismo que nos paga el sueldo y por lo tanto es nuestro empleador, pero aun no hubo voluntad de resolver el problema", contó a Perfil.com Leandro Pintos, miembro del programa en Florencio Varela e integrante de la Asociación Gremial de Trabajadores Cooperativistas Autogestivos y Precarizados (AGTCAP), que funciona desde hace cuatro meses para reivindicar los derechos laborales del sector.

Pero eso no es todo. Pasa que, aunque para formar parte de este programa es necesario que las personas interesadas formen cooperativas de trabajo y se inscriban como monotributistas sociales, el 70% de los 150.000 cooperativistas que ya están inscriptos y trabajando 8 horas por día, no tienen obra social.

"Tendríamos que tener obra social porque se le hace descuento a cada compañero de su sueldo para eso, pasa que las obras sociales te piden el último ticket del monotributo pago y no todos los compañeros lo tienen, porque el Estado, que con este programa se hace cargo del pago del monotributo, le paga a la obra social con atraso", cuenta Pintos.

Y relata que el caso de las personas que sí tienen obra social es porque la misma asociación gremial se encargó de hacer la negociación con la obra social correspondiente, haciendo de nexo entre ella y el Ministerio. "Por ejemplo, OSECAC está dando la cobertura a algunos compañeros porque nosotros hicimos de nexo para que Desarrollo Social le garantice a la obra social que le pagará después, pero que mientras tanto les den cobertura".

La denuncia de la asociación gremial, que el martes pasado organizó cortes en varios puntos del país para hacer oír sus reclamos, incluye también la falta de herramientas necesarias para su trabajo cotidiano, porque aseguran que "no llegan como deberían llegar".

Pintos, que también pertenece a la organización barrial FOL, cuenta que junto a sus compañeros fueron parte de las 32 horas de acampe en la 9 de Julio que en noviembre del 2009 paralizaron parte de esa avenida pidiendo ser parte del programa, que hasta entonces, aseguraban, sólo tenían acceso las personas con relaciones a los punteros políticos del conurbano.

"Gracias a eso logramos ser incluidos, pero a los tres o cuatro meses de ser parte, comenzamos a ver varios errores de parte del programa, que tendían a convertirse un plan social y no en una fuente de empleo, que es importante para nosotros", añadió.

Por eso, cuenta, armaron un frente con los cooperativistas y organizaciones barriales que forman parte del programa en diversos barrios, que hace unos meses terminaron organizándose en la asociación gremial.
"Vemos que el sueldo fijo de 1200 pesos es menor que el mínimo establecido, que hay problemas con la entrega de los materiales y las herramientas necesarias para trabajar, que no todos tienen acceso a la obra social, y encontramos en la asociación la herramienta para reclamar condiciones dignas de trabajo dentro del programa", relató Pintos.

Otro de los reclamos actuales es la nacionalización del programa, que se implementó mayoritariamente en el conurbano (donde aseguran que siguen habiendo irregularidades relacionadas al manejo de punteros políticos) y sólo tiene alcance en algunas (pocas) provincias. "Muchos compañeros en el norte del país, por ejemplo, no pueden acceder al programa, por eso en nuestro reclamo del martes pasado hubo cortes no sólo en Capital, sino también en Tucumán, Jujuy, Chaco, Formosa, Rosario además de Neuquén, Mar del Plata, Florencio Varela, La Plata y en el Puente Pueyrredon", contó.

Finalmente, concluyó: "Queremos que el programa tenga un rol productivo y no que termine siendo un plan social, porque nos consideramos trabajadores".

Perfil.com se comunicó con el Ministerio de Desarrollo Social, pero hasta el cierre de esta nota no había obtenido respuesta.

G Plus

Facebook

Twitter

¿Te gustó este artículo?
 

Comentarios

Comentá en Perfil.com

Para comentar debes estar logueado,
ingresá a través de: