TRAS LA TAPA DEL DIARIO CRÓNICA  

La publicación de las fotos del cadáver de Jazmín De Grazia generó un escándalo

La Fiscalía de la causa citó a los jefes policiales para que expliquen cómo llegaron al diario. La decisión de Nilda Garré.

El fiscal de instrucción Justo Rovira citó hoy a declarar al jefe de la Superintendencia de Asuntos Internos de la Policía Federal, comisario mayor Alejandro Rom, y al titular de la comisaría 17, Marcelo Repetto, para que expliquen cómo llegaron al diario Crónica las fotos de la modelo Jazmín De Grazia muerta.

Así lo adelantaron hoy a DyN fuentes judiciales, que precisaron que esas fotos, que muestran a la modelo muerta en el baño de su departamento, "no están en el expediente judicial". La fiscalía, tras escuchar las explicaciones de los policías, iniciará una causa judicial por "violación de secretos y cohecho", orientada a determinar quién entregó las fotos que ilustran la tapa de hoy del periódico y el interior.

Según las fuentes, la única hipótesis que se investiga es que las fotos habrían sido tomadas por personal policial que ingresó al lugar convocado a raíz de la muerte de De Grazia, presuntamente por un shock causado por la ingesta de estupefacientes.

Sin embargo, no está claro si los policías que trabajaron en el procedimiento sacaron, además, otras fotografías, y la duda está centrada en un hecho curioso, que podría agravar la acusación: el sumario policial fue remitido a la fiscalía sin ninguna imagen incorporada. Dicho de otro modo, en la fiscalía no hay registros ni de las fotos publicadas por Crónica ni de ninguna otra del lugar donde ocurrieron los hechos, y sobre eso el fiscal Rovira interrogará a los comisarios convocados.

Según determinaron los investigadores, la entrega de las fotos al periódico se habría realizado entre el 5 de febrero, día en que murió De Grazia, y el 9, cuando el sumario llegó a la fiscalía. La fiscalía no puede investigar per sé la filtración de las imágenes porque se trata de un delito que no tiene que ver con la muerte de la modelo sino con la "violación de secretos" y eventualmente el cohecho, si es que alguien pagó (y alguien cobró) por la entrega de las imágenes.

La causa que impulsará la fiscalía deberá ser sorteada en la Cámara del Crimen para ser asignada a un nuevo juzgado. Por lo pronto, el juez Ernesto Raúl Botto, a cargo del juzgado de Instrucción Nº 39, comunicó que "dichas fotografías, que constituyen prueba del sumario en el que se investiga la muerte de la nombrada -en trámite ante la Fiscalía Nº 7 a cargo de Rovira- no han sido incorporadas por la prevención a dichas actuaciones, es decir, las fotos publicadas por dicho diario, han sido sustraídas al conocimiento de la investigación, motivo por el cual se efectuará la correspondiente denuncia a fin de investigar la presunta comisión del delito de acción pública".

De momento,  la ministra de Seguridad, Nilda Garré, ordenó el pase a disponibilidad de los responsables de la filtración de las fotos. En un comunicado de prensa se informó que por disposición de Garré, "el jefe de la Policía Federal Argentina, comisario general Enrique Capdevila, tomó la iniciativa de apartar de la institución al personal que pudiera haber tenido responsabilidad en la entrega de este material fotográfico resguardado por el secreto del sumario".

G Plus

Facebook

Twitter

¿Te gustó este artículo?
Temas
 
Últimas noticias
Fotogalerías

Comentarios

Comentá en Perfil.com

Para comentar debes estar logueado,
ingresá a través de: