Demoras, mesas vacías y "suplentes" en la cena de Piñera y CFK

La Presidenta llegó tarde al encuentro en La Moneda.  Ante la ausencia de casi un centenar de personas, con quiénes "rellenaron".

La visita de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner a Chile tuvo sus altibajos: logró un respaldo de Piñera en el tema Malvinas y sufrió el reclamo por la extradición del asesino refugiado en Argentina Galvarino Apablaza.  Pero además pasó un leve papelón la noche del jueves pasado, durante la cena de honor que el mandatario trasandino brindó en el palacio de La Moneda: el encuentro quedó vaciado de invitados.

La cena, a cargo de la empresa Steward, comenzó con un cóctel en el "Patio de los Naranjos" de la casa de gobierno, entre las 20.45 y las 21.45. A esa hora, estaba previsto que los dos presidentes ingresaran juntos al llamado "Patio de los Cañones". Pero eso no ocurrió, porque Cristina llegó media hora tarde, "como es tradicional", según publicó el diario chileno El Mostrador.

A las 22.14 los invitados finalmente tomaron posición en las mesas, cuando los organizadores notaron que había sólo 200 personas, un centenar menos de lo previsto. Para evitar el bochorno, La Moneda dispuso que personal de diversas oficinas que lucían a esa hora “ropa de trabajo”, tomaran asiento en la mesas como “invitados de honor”, informó el matutino.

Entre los ausentes estaba el argentino Claudio "Bichi" Borghi, actual DT de la Selección chilena. Quienes sí asistieron disfrutaron del catering de muzarella bufada con pesto de albahaca, tomates confitados, tostada de pan toscano y mini ensalada verde y sal de prosciutto, seguida de Mero acompañado de puré ahumado de pallares con salsa de mirin. El postre: copón de higos a base de crumble, miel y manjar blanco acompañado de sorbet de higos y caramelo de sésamo tostado.

G Plus

Facebook

Twitter

¿Te gustó este artículo?
 

Comentarios

Comentá en Perfil.com

Para comentar debes estar logueado,
ingresá a través de:


 
Últimas noticias
Fotogalerías