Tragedia de Once: el presidente de TBA dijo que su trabajo es "institucional"

Carlo Michele Ferrari negó cualquier responsabilidad con el accidente que le costó la vida a 51 personas.

0
Comentarios
| Este artículo fue leído
0
veces

Carlo Michele Ferrari, presidente de Trenes de Buenos Aires (TBA), negó ante la justicia cualquier responsabilidad en la tragedia ferroviaria de Once, en la que murieron 51 personas el 22 de febrero pasado, y dijo que su trabajo en la empresa es "institucional y de representación de la compañía", sin injerencia sobre el mantenimiento o funcionamiento de las formaciones.

Ferrari fue uno de los primeros en presentarse ante el juez federal Claudio Bonadio, quien convocó a unas 30 declaraciones indagatorias. También deberán comparecer los ex secretarios de Transporte Ricardo Jaime y Juan Pablo Schiavi, y el dueño de TBA, Sergio Cirigliano.

El ejecutivo se presentó en el juzgado de Bonadio, en el cuarto piso de los tribunales de Comodoro Py, con su abogado Martín Clemente, y tras elevar un escrito respondió las 20 preguntas que el juez tenía preparadas para hacerle, informaron fuentes judiciales a la agencia DyN.

Ferrari, que preside TBA desde hace un año, sostuvo que en ese plazo se encargó de gestiones institucionales como las negociaciones por la implementación de la tarjeta SUBE y el lanzamiento del tren a Uruguay y del Gran Capitán.

Destacó también que su tarea es "institucional y de representación de la compañía" y que su cargo no tiene competencia sobre el funcionamiento o mantenimiento de los trenes. Esas tareas, explicó, corresponden a los gerentes operativos de TBA, también citados a indagatoria.

El que primero debía declarar era Oscar Gariboglio, vicepresidente de Cometrans, empresa que explota TBA, pero solicitó una prórroga de la indagatoria por problemas de agenda de su abogado. Bonadio rechazó el pedido, ya que había adelantado que por "la gravedad institucional" del hecho no iba a aceptar prórrogas, y se dejó constancia de que Gariboglio se negó a declarar y que se volverá a presentar más adelante.

El juez, quien estuvo presente en las audiencias, leyó a los acusados la imputación que pesa sobre ellos: "Impropia utilización del material rodante, de la infraestructura concesionada, del personal transferido y de los fondos que el Estado puso a su disposición para ofrecer un mejor servicio de transporte público de pasajeros, digno y confiable y con una superior calidad y frecuencia a la actual".

Tras la indagatoria, la defensa de Ferrari recusó al perito de la Universidad de Buenos Aires que participó en la pericia sobre el tren siniestrado, Juan Alfredo Brito, porque no participó en el informe final sobre el hecho

 

Comentarios

Comentá en Perfil.com

Para comentar debes estar logueado,
ingresá a través de:


 
Últimas noticias
Fotogalerías