Caso Marita Verón: una imputada fue internada por temor a que se suicide

Daniela Milheim, acusada de mantener en cautiverio a Marita Verón, fue internada en un hospital psiquiátrico de Tucumán.

El tribunal tucumano que investiga la desaparición de Marita Verón. | Foto: Telam

Afectada por una profunda crisis depresiva con tendencia al suicidio, Daniela Milheim que está acusada de mantener en cautiverio a Marita Verón fue internada en el hospital psiquiátrico Nuestra Señora del Carmen y como consecuencia de ello el tribunal que llevada adelante el juicio oral por la desaparición de la joven tucumana debió suspender las audiencias hasta el próximo jueves, a los fines que los médicos evalúen su situación y diagnostiquen si podrá continuar como imputada. 

Desde el comienzo del juicio en el entorno de Susana Trimarco se esperezaron con la posibilidad de que Milheim se quiebre y revele la suerte corrida por Marita Verón, teniendo en cuenta que la imputada no sólo habría participado  del secuestro, sino que también fue  explotada sexualmente por su ex pareja Rubén "La Chancha Ale", a quien Trimarco señala como el principal responsable de la desaparición  de su hija, aunque hasta ahora no haya conseguido pruebas suficientes para sentarlo en el banquillo de los acusados.

Reveladora declaración. Milheim sorprendió a todos con su declaración, cuando en un conmovedor relato dijo: “Yo fui obligada por Rubén Eduardo Ale a ejercer la prostitución. Seis años fui forzada a ‘trabajar’ para él sin recibir ni un centavo porque él se quedaba con toda la plata”, poniendo al descubierto el rol de proxeneta del ex presidente del club San Martín. Inclusive avanzó más cuando detalló que ella estuvo presa en los mismos prostíbulos riojanos que habían visto a María Verón y que logró librarse de las cadenas de la trata, porque logró convencer a sus explotadores que tenía una hija con Rubén Ale.

En su dramático testimonio, afirmó: ““Yo no era su pareja, era la mujer a la que él hacía trabajar. Tenía 16 años cuando lo conocí porque hacía tarea de limpieza en una agencia de autos y me llevó a un prostíbulo que se llamaba Delby. Ahí había otros proxenetas. Su señora era María Jesús Rivero –otra de las imputadas, ex propietaria de la remisería Cinco Estrellas–. Me hizo trabajar hasta que me detuvo el Malevo Ferreyra y me picaneó durante más de seis horas; por eso Ale quiso que dejara de trabajar y ahí fue que me quedé embarazada de Ale".

A pesar que Milheim no reveló ninguna conexión de Rubén Ale con el secuestro de Marita Verón y solo se limitó a contar su calvario, en la defensa de Trimarco calificaron al testimonio como alumbrador y se aferraron a la posibilidad que en el transcurso del juicio Milheim se anime a dar más datos.

Metamorfosis. Sin embargo a media que fueron pasando las audiencias, la figura de Daniel Milheim fue sufriendo una profunda metamorfosis y el testimonio de Fátima Mansilla, que la acusó de haber tenido en cautiverio a Marita Verón en su propia casa, la colocaron más cerca de los Ale, que de revelar la suerte corrida por la joven. Inclusive en muchos cuartos intermedios se la veía deparar alegremente con María Jesús Rivero, ex esposa de la Chancha  Ale.

Alterada. Su afable trato con la prensa, también sufrió un brusco cambio y hace un par se de semanas, muchos periodistas que habitualmente cubren el juicio la vieron vociferar indignada ante las distintas crónicas periodísticas, donde ya no se la mostraba como una víctima de la trata, sino más bien como una temida madama, después de la declaración de Fátima Mansilla, que la acuso de secuestrarla para obligarla a ejercer la prostitución. 

La noticia de su internación y su tendencia a quitarse la vida genero numerosas hipótesis en los tribunales tucumanos donde los comentarios van que está siendo víctima de fuertes presiones para que no cuente lo que sabe, como así también que forma parte de una estrategia para que quede fuera de la causa, pero lo cierto es que los médicos serán los encargados de diagnosticar si Daniela Milheim sigue o no en la causa.

(*) de la redacción de Perfil.com

G Plus

Facebook

Twitter

¿Te gustó este artículo?
 

Comentarios

Comentá en Perfil.com

Para comentar debes estar logueado,
ingresá a través de: