El Policlínico Bancario pide la expropiación

Unos 1.500 trabajadores de la Obra Social Bancaria perderían su empleo. Buscan un salvataje político del Estado nacional. El negocio inmobiliario que se esconde.

Los trabajadores de la obra social denuncian que, debido a la quiebra, la Bancaria estaría detrás de un gran negocio inmobiliario | Foto: Cedoc

La Obra Social Bancaria Argentina está en un momento crucial. El próximo lunes 27 de agosto es el plazo que dieron desde la Justicia para presentar un plan de pago para liquidar una deuda concursada en 328 millones de pesos.

"Es imposible financiar esta deuda, es inminente una quiebra", señaló Tomás Mereles integrante de la Comisión Directiva de la Unión de Trabajadores de la Obra Social Bancaria Argentina .
 
La obra social se encuentra en concurso de acreedores desde 2009 y dieron como último plazo el próximo lunes 27 de agosto de este año para presentar un plan de pago. "Estamos en una situación de crisis financiera. Hay una deuda por concurso de alrededor de 180 millones más un déficit mensual que no baja de los 8 millones", explica Mereles.
 
El negocio. Los trabajadores de la obra social denuncian que, debido a la quiebra, La Bancaria estaría detrás de un gran negocio inmobiliario para vender los terrenos del Policínico Bancario, donde hay internados alrededor de 100 pacientes.
 
"Estamos hablando de una obra de 20 mil metros que están en pleno centro de la Ciudad de Buenos Aires", señala Mereles y agrega: "Es un proyecto que beneficiaría a unos pocos, dejando a más de 1.500 empleados en la calle".
 
Frente a esta situación y a la tendencia del Gobierno Nacional en expropiar empresas, es que los trabajadores están preparando un proyecto para que el Policlínico Bancario pase a manos del Estado. “El Estado tiene un diez por ciento del presupuesto destinado a salud y verdaderamente no se está invirtiendo nada. Creemos que de la única manera que podemos  salvar la obra social es a través de la política”, dice el representante de UTOSBA.
 
Además de la crisis financiera, los trabajadores aseguran que la obra social ha perdido muchísimos afiliados en los últimos dos años. “De 600 mil afiliados que tenía en 2009, hoy estamos en 68 mil, de los cuales sólo 7 mil son jóvenes y el resto jubilados, lo cual también produce un saldo negativo”, asegura Merele
 
“La herencia de la Asociación Bancaria que culminó con la  mafia de los medicamentos, con este manejo de corrupción,  fueron quienes nos llevaron a esta situación”, señala el delegado . Además, sostiene que los trabajadores se mantienen en estado de alerta y movilización, y  van a buscar, cuanto antes, una prórroga del plazo que dio la Justicia para poder presentar cuanto antes el proyecto de expropiación. 
 
(*) Especial para Perfil.com

G Plus

Facebook

Twitter

¿Te gustó este artículo?
 

Comentarios

Comentá en Perfil.com

Para comentar debes estar logueado,
ingresá a través de:


 
Últimas noticias
Fotogalerías