Para el INADI, tratar a alguien de "mogólico" no es discriminatorio

El fallo absuelve a José Pablo Feinmann, que usó ese adjetivo para describir al peronismo. Los fundamentos y contradicciones.

Para el INADI, Feinmann no discriminó. Pero deberá tener cuidado en sus próximas palabras. | Foto: Cedoc.

El Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo asegura que calificar a alguien de “mogólico” no es un acto discriminatorio. Así se deduce del análisis que realizara el organismo frente a las denuncias que recibiera el filósofo José Pablo Feinmann, por una columna en el diario Página/12, en la que refiere a parte de la oposición como “peronismo mogólico”.

En su columna, Feinmann había escrito: "Aconsejo buscar estos textos, publicarlos y estudiarlos severamente y dejar de lado ese fárrago seudofilosófico de La comunidad organizada, texto ante el que se prosternaban en los setenta los Demetrios y Guardia de Hierro, o sea: el peronismo mogólico".

En abril, el licenciado en filosofía José Luis Rasente denunció a Feinmann ante el INADI por el uso de la palabra "mogólico" como adjetivo descalificativo. En su denuncia, Rasente, padre de un menor con capacidades diferentes, explicó: "Tengo un Hijo, Pablo, como único conviviente desde los 6 años, Discapacitado Mental Severo/Grave, y habiendo leído a Foucault, sabemos que el significado de Mogólico, transformado en significante en tales circunstancias tiene que ver con discursos hegemónicos, discriminatorio y negador en este caso de la condición de sujeto portador de 'diferencias', las cuales no es Ético ni Legal, cuales quiera que ellas sean como una cuestión que menoscaben su condición Humana Plena".

Siete meses después, el INADI relativizó la queja del académico. ""Las expresiones analizadas no configuran un acto discriminatorio", sostiene el dictamen 433-12, firmado por la asesora legal Virginia Giménez y el director de Asistencia a la Víctima, Julián Díaz Bardelli. Sin embargo, recomienda que "en adelante, adopte el recaudo de evitar el uso del término cuestionado y otros asimilables".

No es la primera vez que las palabras del filósofo ultra K generan desagrado en la opinión pública. En agosto, el periodista Eduardo Feinmann cuestionó las razones que encontraba el académico para explicar el "odio" a la presidenta Cristina Fernández de Kirchner.

Otros casos. El fallo en favor de Feinmann se contrapone al que recibiera el exjugador de Colón de Santa Fe, Esteban Fuertes. El delantero fue citado por el INADI al recibir una denuncia en que se lo acusaba de usar de manera denigrante el término “mogólicos” dirigiéndose a jugadores de Racing. Luego de varias reuniones, el jugador pidió disculpas públicas por su exabrupto.

Meses después, la propia presidenta Cristina Fernández de Kirchner optó por un calificativo similar. En un mensaje indirecto para los medios de comunicación, la mandataria advirtió: "El Estado no es mongo". En ese caso, sólo hubo un tenue revuelo.

G Plus

Facebook

Twitter

¿Te gustó este artículo?
 
Últimas noticias
Fotogalerías

Comentarios

Comentá en Perfil.com

Para comentar debes estar logueado,
ingresá a través de: