CÓRDOBA MERCADO INMOBILIARIO

Advierten que la aparición de primeros “brotes verdes” disparan precios de alquileres comerciales

Desde la Cámara de Corredores Inmobiliarios aseguran que algunos comerciantes elevan los valores de los alquileres sin considerar que la reactivación no llegó a todos los sectores.

VACIOS. Locales tradicionales lucen desocupados, aunque se observan mejoras en la macroeconomía.
VACIOS. Locales tradicionales lucen desocupados, aunque se observan mejoras en la macroeconomía. Foto:Fino Pizarro
La aparición de los primeros signos de reactivación económica generó que locales históricos de Córdoba aparecieran desocupados en el transcurso de los últimos meses. ¿Cómo se explica este fenómeno? Juan Martín Dahan, presidente de la Cámara de Corredores Inmobiliarios de Córdoba (Cacic), en diálogo con PERFIL CORDOBA, afirmó que han advertido esta situación la cual se da debido a los “excesivos” precios de renovación de contratos que están planteando algunos locatarios. 

“Hay propietarios que empiezan a ver algo de reactivación, la cual no se da en todos los ámbitos, entonces es como que se anticipan y empiezan a pedir más de lo que el mercado puede pagar. El tema es que deben ubicarse porque la mejoría aún no se trasladó al comerciante. Le plantean al comerciante que estos no son años de crisis, que la situación mejoró y algunos hasta llegan a pedir pavadas y eso está generando que locales de muchos años ahora luzcan desocupados”, detalló Dahan. “Hay un exceso de demanda en lo habitacional, por los créditos hipotecarios, pero ese fenómeno no se da tanto en lo comercial, principalmente cuando hay estas diferencias en los precios de mercado. Si el local está en un precio acorde, no debería haber demasiadas dificultades en que se alquile. Para darte un ejemplo, nosotros estamos haciendo un proyecto propio en Urca y hay mucha gente interesada, pero eso se da porque sabemos los valores de mercado que estamos manejando”, agregó el empresario.

En la misma línea, el corredor inmobiliario, Sergio Villella subrayó que esta etapa en la que se ven inmuebles comerciales desocupados es una situación que se da principalmente en el centro, en locales de amplia superficie, y también en barrios de zona norte con dificultades de estacionamiento. “Nosotros tenemos una estimación que es histórica. La facturación bruta de 3 o 4 días del comercio es lo que debería pagar el alquiler del local. Cuando ese número empieza a ser 6 o 7 días, eso se rompe y el locatario se transforma en una especie de socio del comerciante y a la larga la relación se termina rompiendo”, remarcó. “Vemos que hay propietarios que quieren cobrar lo mismo que cobra su vecino, que tal vez le alquiló el local a una cadena internacional, de las cuales desembarcaron varias en los últimos meses. Lo que ocurre en esos casos es que esos valores no son los del mercado, pero creemos que son temas puntuales”, completó.



Ariel Bogdanov