CóRDOBA HOTELERíA

Afirman que la mitad de los alojamientos de Villa Carlos Paz está en “negro”

Lo señalan empresarios y autoridades de la Asociación Hotelera de esa ciudad. Habría 40 mil plazas registradas y otro tanto trabajando informalmente. Incrementan controles.

COMPETENCIA. Villa Carlos Paz cuenta con unas 40.000 plazas hoteleras y, según los empresarios del sector, la competencia desleal de unidades no registradas los iguala.
COMPETENCIA. Villa Carlos Paz cuenta con unas 40.000 plazas hoteleras y, según los empresarios del sector, la competencia desleal de unidades no registradas los iguala. Foto:Cedoc

La temporada de verano todavía es­tá tomando forma, pero ya comenza­ron a sentirse re­clamos que vienen de larga data y se renovaron este año. En concreto, los empresarios hoteleros de Vi­l la Carlos Paz, el principal cen­tro turístico de la provincia, volvieron a plantear la fuerte competencia desleal que supo­ne el alquiler de departamen­tos, viviendas y cabañas sin ningún tipo de registro como unidad de hotelería y evadien­do impuestos y gravámenes que paga el sector.

Los números varían en función de quién los otor­gue. Empresarios del rubro, autoridades de la Asociación de Hoteleros y funcionarios municipales coinciden en que hay registrados de manera formal entre 35.000 y 40.000 plazas. Y en el sector público y en el privado reconocen que la magnitud de la oferta infor­mal o en negro es muy amplia, aunque difieren en los nú­meros. Para los hoteleros, la oferta informal equipara a la formal y hablan de casi 40.000 plazas que no tributan todo lo que paga un establecimiento registrado. Para el Municipio, el número está bajando y es cercano a la mitad.

Preocupación mayúscula. “Pa­ra dimensionar lo grave del tema, nosotros tenemos una Comisión Nacional especial en la Asociación Hotelera para tratar el tema de la informali­dad. Y Carlos Paz es uno de los lugares donde más preocupa­ción se ve. Acá tenemos 40.000 plazas hoteleras y 40.000 pla­zas de otro tipo de alojamiento donde el 90 y pico por ciento es informal. Es una locura”, seña­ló Rodrigo Serna, presidente de la Asociación Hotelera Gastro­nómica de Villa Carlos Paz. El empresario destaca que se trata de un panorama que lle­va muchos años, pero que se profundizó con la expansión de la construcción que vivió la ciudad: “Hubo un boom de la construcción en estos años en Carlos Paz, mucha plata de la soja, y muchos de esos departamentos de chacareros que se tienen como inversión para alquilar, no se alquilan para vivir y se ofrecen en tem­porada. Lo que pedimos es la puesta en funcionamiento de la ordenanza, que se registren las unidades que se ofrecen de forma informal. Podemos en­tender que una persona alquile su casa, pero hay gente que se pone a alquilar 10 casas y hace un gran negocio”.

Rentabilidad afectada. “El problema que tenemos es que el sector fijó tarifas en octubre y las fijó teniendo en cuenta la competencia desleal de las plataformas electrónicas y los alojamientos informales. La ciudad está plagada de caba­ñas y torres de departamentos nuevos, hay 65 torres nuevas y todos con ofertas al turismo. No están inscriptos, no pagan IVA ni Ingresos Brutos ni na­da. Uno con $1.000 de tarifa no paga los gastos y ellos se ponen una tarifa a $500 y les sobra plata. Para poder compe­tir se ha retenido la tarifa, para no perder el negocio. Creo que vamos a trabajar en números positivos en cantidad, pero con menos utilidad. La rentabilidad va a estar muy afectada”, seña­ló Alejandro Moroni, secretario de la Asociación Empresaria Hotelera Gastronómica filial Córdoba y titular del hotel Cos­ta Azul.

Más controles. Desde la Muni­cipalidad, el secretario de Tu­rismo de la ciudad, Sebastián Boldrini, reconoció que es un tema que preocupa y que están atacando. “Tenemos que actua­lizar el dato de las plazas, pero con las últimas inauguraciones y ampliaciones estamos en unas 40.000 plazas de hotelería de 1 a 4 estrellas. Si sumamos lo que son hostel, cabañas, campings y otra hotelería, estamos cer­canos a las 80.000 plazas. Eso es lo registrado. Si sumamos lo informal, estamos más arriba. Trabajamos muy fuerte en la previa a la temporada con el re­levamiento y con la ordenanza municipal basada en la ley de alquileres temporarios, donde sutilmente invitamos a que se inscriban y registren. Hicimos un trabajo fuerte con las torres, hay torres con 200 departamen­tos que trabajan como servicio de hotel pero no tributan. Ya tenemos 7 torres trabajando bajo la normativa, antes esta­ban trabajando como hoteles. De lo informal hay que hacer el relevamiento, creemos que hay unas 15.000 plazas”, afirmó el funcionario, en diálogo con PERFIL CORDOBA.

Temporada. Operadores y hoteleros destacaron que la temporada “fuerte” arranca desde este fin de semana. La perspectiva es que mejore unos puntos en relación con la performance del año pasado. Hasta ahora hay entre un 60% y un 70% de reservas en Villa Carlos Paz.

Ordenanza y operativos de control. La ordenanza municipal a la que hace refe­rencia Boldrini apunta a un registro de las unidades que se ofrecen para alojamiento pero hoy no están en regla: “Si una casa tiene más de 3 habitaciones, tiene que estar regis­trada, tener detectores de humo y matafuegos para poder trabajar. Se inscribe y empieza a tributar bajo el rubro de la categoría que se da. Es un tema que lo sufren todas las ciuda­des turísticas del país. La fiscalización gene­ral la hace la Agencia Córdoba Turismo junto con nosotros y nosotros junto con Inspectoría General de la Municipalidad. Las torres son lo más visible, el tema son los complejos, las cabañas. Carlos Paz tiene 100 mil habitan­tes y por ahí se complica un poco”, apuntó Boldrini. En ese marco, desde este verano se incrementaron los controles a los arbolitos, los particulares que ofrecen viviendas para alquilar: “Si la Policía ve a una persona con un cartel la puede trasladar a la seccional y pedirle el título de propiedad de la vivienda. Si se acredita que es el titular, no hay proble­ma, si no lo es, está infringiendo la ley de co­rredores inmobiliarios y puede tener graves sanciones”, contó Boldrini.