CÓRDOBA TRAS UNA PUBLICACIÓN DE PERFIL CÓRDOBA

Arzani impulsará la creación de un padrón municipal en Malvinas Argentinas

El exintendente reconoce que la confección de los padrones “es un problema”. Espera apoyo provincial para avanzar en el proyecto y evitar irregularidades.

CEDOC PERFIL
CEDOC PERFIL Foto:CAMBIOS. “Hay que hacer un padrón municipal y verificar si hay gente de afuera”, dice el el exintendente Daniel Arzani.

Una semana después de que PERFIL CORDOBA publicara una investigación exclusiva de Open Data sobre irregularidades en los padrones en Malvinas Argentina, el ex intendente de esa localidad y actual Secretario de Gobierno de la Municipalidad de Córdoba, reconoce que “la confección de los padrones es un problema” y aseguró que espera apoyo provincial para crear un padrón municipal con el objetivo de evitar irregularidades. El funcionario aceptó el diálogo con este medio, para responder a las inquietudes planteadas en el informe publicado el domingo pasado. 

-Entrevistamos a vecinos de Floresta que contaron que desde la Municipalidad le ofrecieron hacer el cambio de domicilio a cambio de ayuda económica. ¿Es así?

-Mentira. Cuando tuvieron la posibilidad de pasar el domicilio a Malvinas Argentinas no quisieron porque se les desvalorizaba la propiedad. Querían seguir perteneciendo a un gran éjido como el de Córdoba Capital. Sólo una calle separa a Córdoba de Malvinas. Ellos pueden anotarse de un lado o del otro. 

-Conversamos con vecinos de barrios colindantes a Malvinas y contaban que sin el domicilio en la ciudad no pueden acceder al Centro de Salud Evita. ¿Es un impedimento para acceder a los servicios que brindan?

-Es mentira. Nunca impedimos que alguien sea atendido. La guardia, que está las 24 horas,  atiende a todo el mundo. Puedo decir que las veces que solicitaron nuestra ayuda hemos estado presentes. Nadie cambiaría su domicilio para ser atendido por un médico, primero porque no ponemos obstáculos; segundo porque no corresponde: hay que tener el domicilio que coincida con los servicios y con la escritura de la propiedad. Es cierto que nosotros brindamos un servicio de salud importante. También es cierto que muy cerca de Córdoba están los hospitales de altísima complejidad y, además, tenemos un sistema de transporte que es muy bueno, que permite llegar rápidamente a Córdoba tanto por la línea de Malvinas como por la de Montecristo. No estamos en el Lejano Oeste. 

-La actual intendenta reconoce que en Malvinas Argentinas hacen cambios de domicilio para obtener el carnet de conducir. ¿Usted está al tanto?

-Es un asunto que ni ella ni yo ni nadie podría asegurar. Las oficinas del Registro Civil dependen del área central (RENAPER). La documentación que presenta la persona que va a hacer el cambio de domicilio es una declaración jurada con dos testigos que está hecha frente a un oficial de la policía. El empleado, que es de la Municipalidad, hace el trabajo que le corresponde por estar en el Registro Civil: si la documentación es correcta debe hacer el trámite. Cualquiera que cumplimente los requisitos puede poner su domicilio en Malvinas. La única forma de licuar esto y de asegurar que efectivamente no tangamos un padrón equivocado es hacer un padrón municipal.

-¿Qué opina del modo en que son confeccionados los padrones?

-Lo que hay que hacer es darse la posibilidad de hacer un padrón municipal y verificar si efectivamente tenemos gente de afuera o no. El crecimiento de Malvinas es importante. El crecimiento del departamento Colón es el más abultado de la provincia. Somos una de las ciudades más tentadoras porque estamos sobre un corredor industrial. Por eso vamos a seguir creciendo. Lo que tenemos que ver es si el padrón refleja la cantidad real de habitantes. La gente del pueblo es la única que debe tomar la decisión de quiénes deben ser sus gobernantes. Nosotros no tenemos ningún problema de hacer un padrón municipal y ojalá nos acompañe el gobierno provincial porque debe ser muy costoso hacerlo. Hay que hacer toda una logística: ir casa por casa. Se necesitan fondos importantes para hacer ese padrón, pero es necesario.

-En Malvinas Argentinas el Registro Civil funciona adentro de la Municipalidad, ¿no son poco claras las delimitaciones de las áreas?

-Nosotros no podemos estar identificando a cada persona, ¿vamos a ir a la casa a verificar si vive ahí? Los pueblos del Gran Córdoba son pueblos dormitorio, donde la gente trabaja de día y va el fin de semana o a la noche solamente va a dormir. Es muy difícil controlar la cantidad de gente que ingresa semanalmente a nuestras ciudades a vivir. Si vos te paras un día en la rotonda o en el ingreso a la Ruta 88 te vas a dar cuenta de todas las mudanzas que hay los fines de semana. Hay movimientos permanentes de gente. Nosotros percibimos que hubo una explosión, pero que tampoco es tanta la diferencia porque si tomamos los últimos cuatro o cinco años Malvinas tuvo un crecimiento prolijo.


La sombra de Monsanto. Daniel Arzani coincidió con la actual intendenta Silvina González y atribuyó el crecimiento desmedido del padrón de Malvinas Argentinas a los grupos “que estaban trabajando activamente con los ambientalistas que no querían que Monsanto se instale en la ciudad. Aducimos que mucha gente que no quería que se radicara Monsanto y que estaban realmente fogoneados por Malvinas Lucha Por la Vida e hicieron cambios de domicilio para participar de la consulta popular”. Y agregó: “Es muy difícil que una persona de Córdoba que hizo el cambio de domicilio para obtener el carnet de conducir vaya a votar en una elección a intendente”.

A pesar de lo que explica Arzani las elecciones fueron favorables para Silvina González, su prima, quien ganó por 439 votos sobre Malvinas Despierta, integrada por vecinos independientes que participaban de la asamblea en contra de Monsanto.

-¿Cómo convive hoy Malvinas Argentinas después de la división en la ciudad por la instalación de la planta de semillas transgénicas de Monsanto?

-Se fue la empresa y se acabó el problema. Nunca hubo una situación tensa entre los vecinos. Se modificó una ley y eso es importante para los emprendimientos que vengan en los próximos años. Creo que a nosotros nos tocó vivir la peor parte. Malvinas no es la pecadora. La empresa nunca tuvo la factibilidad definitiva porque le faltaba el informe de impacto ambiental, por eso no iba a funcionar nunca hasta que no tuviera la aprobación provincial. Siempre estuve en el medio de todo lo que pasó. El más chico, el intendente, es el que paga los platos rotos. 

-¿Usted estaba de acuerdo con la instalación de la planta?

-Fue una propuesta del gobierno nacional que salió de Estados Unidos y el gobierno provincial avaló. Nosotros nos enteramos el día que impulsaron la decisión desde la provincia. Quedó claro que la Ley de Ambiente era tan obsoleta que la tuvieron que modificar gracias a la problemática que se armó por la instalación de la empresa. Después la empresa decidió irse. Hoy no está, no es un problema para Malvinas ni a favor ni en contra.

-Si Malvinas tiene una Municipalidad pobre, ¿cómo se da entonces el crecimiento económico?

-Pobre es una palabra fea. Es una Municipalidad con gente trabajadora. Quisiéramos soñar más pero nuestra realidad económica nos frena siempre. Malvinas está ordenada económicamente, proyectándose hacia el futuro. Durante mi mandato no atravesamos desequilibrios financieros y no terminé adeudando sueldos. 




Florencia Gordillo