CóRDOBA LEGISLATURA

Cambiemos votará en contra del Presupuesto de Schiaretti

Pese a la sintonía fina entre Macri y el gobernador, los aliados cordobeses no acompañarán al oficialismo en el paquete que se votaría el 6 de diciembre. La respuesta schiarettista.

EN RÍO CUARTO. En la sesión de esta semana pasada junto a Llamosas. Arduh, Juez, Rins y El Sukaría, junto a González y Gutiérrez.
EN RÍO CUARTO. En la sesión de esta semana pasada junto a Llamosas. Arduh, Juez, Rins y El Sukaría, junto a González y Gutiérrez. Foto:Cedoc Perfil
En medio de la firma del gobernador Juan Schiaretti junto al resto de los mandatarios provinciales y el Ejecutivo nacional por el Pacto Fiscal, los cordobeses de Cambiemos empezaron a analizar el Presupuesto 2018 que el martes pasado al mediodía presentó en la Unicameral el ministro de Finanzas, Osvaldo Giordano. Y a pesar que en el oficialismo provincial pensaban contar con los votos de los socios del presidente Mauricio Macri en Córdoba, los integrantes de la coalición en la Legislatura provincial ya tienen decidido que no acompañarán el paquete económico que llegó desde El Panal.

La bancada de Unión por Córdoba esperaba que el interbloque compuesto por el PRO, el radicalismo y el juecismo en el recinto acompañara la ley casi en respuesta al guiño de la Provincia a las reformas de Casa Rosada. Sin embargo, en las últimas horas del viernes, el radical Orlando Arduh, jefe de su bloque y referente de la alianza en la Unicameral, reconoció a PERFIL CÓRDOBA que la coalición no iba a acompañar la ley económica.

“Unión por Córdoba quiere remendar 18 años de inoperancia en 24 meses”, dijo Arduh y criticó las “excesivas subas” en el impuesto inmobiliario. El radical cuestionó que el Presupuesto 2018 contemple una suba de entre el 20 y el 22% del inmobiliario urbano; y el rural en un incremento cercano al 46%. Aumento por el cual las organizaciones del campo ya manifestaron su rechazo.

“Desde el 2001 a hoy el impuesto territorial aumentó un 600% y esto no se tradujo en obras, infraestructura e inversión que faciliten y potencien la capacidad de generar más y mejor trabajo o producción, sino todo lo contrario: existe un hostigamiento hacia los contribuyentes que son la verdadera rueda que mueve la provincia”, afirmó Arduh.

El radical también dijo: “somos una de las provincias  más caras del país y esa asfixia fiscal desalienta a ciudadanos e inversores”. “Productores, emprendedores, profesionales y el pequeño comerciante no toleran más el Costo Córdoba”, agregó el integrante de Cambiemos. “Hablan de un plan de obras que no pudieron desarrollar en casi 20 años de gobierno y que -casualmente- cada vez que necesitan aprobar la Ley, promueven con este slogan mentiroso de hacer obras que después no se concretan”, concluyó Arduh.

La respuesta de Gutiérrez. En el bloque del oficialismo, el que recogió el guante ante los dichos de Arduh, fue el presidente de la bancada, el schiarettista Carlos Gutiérrez, quien señaló a este diario: "de ser así, que ellos no acompañen, sería 'haz lo que yo digo, pero no lo que yo hago'. Debieran fijarse en el Presupuesto nacional o en el de cualquier provincia o municipio; y es posible que en un contexto inflacionario no haya aumentos. La diferencia es que en el nacional no hay equidad y en el provincial sí: el impuesto rural tiene un escalonamiento para casi el 70% de los productores rurales que son los pequeños; mientras que el escalonamiento permite que los que más tienen, sean los que más pagan".

"Desconocen el acuerdo y el Pacto Fiscal firmado por su presidente, por el presidente Macri. O no lo saben o entran en un nivel de contradicción inaceptable para una fuerza que acata las decisiones del presidente. Tienen tiempo de reveer la decisión", concluyó Gutiérrez.

Los votos, están. Más allá de que Cambiemos decida no acompañar al oficialismo provincial en el paquete económico que enviaron desde el Ejecutivo, el bloque Unión por Córdoba asegura que cuenta con los votos para no pasar sobresaltos en la aprobación del proyecto. Aún cuando dentro de la misma bancada tenga dos legisladores de extracción sindical que puedan cuestionar el porcentual de incremento para los estatales: José Pihen e Ilda Bustos. De los dos, el titular del SEP fue el que ya evidenció su rechazo acerca del aumento del 12% que el Presupuesto 2018 contempla para los empleados públicos. En la semana, Pihen reivindicó la cláusula gatillo como herramienta y anticipó un pedido de incremento en torno al 18% -mismo del año pasado-, aunque dijo que restan indicadores de inflación de este año para determinar el aumento.

Igual, con los votos en la mano, el schiarettismo buscará en la Unicameral “pescar” alguna que otra voluntad. Más con vistas al año próximo que para las sesiones y debates que restan por dar este año. En cuanto al Presupuesto, por ejemplo, en la Legislatura recordaron que el tratamiento en primera lectura del año pasado contó con el acompañamiento de Nora Bedano y Fernando Salvi, los dos K que pasaron a engrosar las filas del schiarettismo semanas más tarde. Cuando el resto del bloque Córdoba Podemos votó en contra en aquel momento.

Asimismo, el tridente de la izquierda compuesto por Laura Vilches (PTS), Eduardo Salas (PO) y Ezequiel Peressini (Izquierda Socialista); como así también el vecinalista Aurelio García Elorrio, son votos en contra que tendrá además el peronismo en el recinto.  

El miércoles se tratará en primera lectura el Presupuesto y es ahí donde van a comenzar a verse estos lineamientos. Posteriormente, se especula que entre el viernes y el lunes 27 de este mes, se hará la Audiencia Pública y el miércoles 6 de diciembre se realizará la segunda lectura donde el oficialismo, con los votos propios, conseguirá la aprobación. De todas maneras, tras este debate se especula que el cierre 2017 de la actividad parlamentaria en Córdoba será tenso.


Temas: