CÓRDOBA MEDIDA DE FUERZA

Caos de transporte por paro de colectivos en Córdoba

Los sindicalistas agredieron a un periodista y el Ministerio de Trabajo provincial sostuvo que la protesta es “ilegal”.

Paro de transportes en Córdoba
Paro de transportes en Córdoba Foto:cadena3.com

Niños sin clases, taxis abarrotados, elecciones suspendidas en la Universidad, caos de tránsito: el paro de transporte que afecta a los cordobeses desde ayer generó decenas de inconvenientes en la ciudad de Córdoba, y sus habitantes una vez más fueron quienes pagan los platos rotos por una medida que es considerada “ilegal” por parte del Ministerio de Trabajo.

Desde la madrugada del lunes, la situación comenzó a tornarse complicada. Lo que arrancó como una asamblea de delegados fue virando a una situación distinta en la que imperó un grado impensado de violencia. Los choferes dejaron de prestar servicio de transporte urbano y paralizaron por completo todos los recorridos. Con el correr de las horas se dirigieron a la sede de su gremio, ubicado en las calles Vélez Sarfield y Montevideo, en pleno centro de la ciudad, y cortaron el tránsito de una de las arterias más concurridas de la ciudad. 

El reclamo era variado y difícil de entender para los habitantes: aumento de salario (solicitan un 32,5% de incremento) sin tocar el precio del boleto, repudiar la intervención de UTA Nacional, mejorar frecuencia de las líneas, fueron algunos de los argumentos que se escucharon ayer por parte de los enfurecidos delegados. En el tumulto, los sindicalistas golpearon a Andrés Ferreyra, periodista del Show de la Mañana, un trabajador de los medios que sólo cumplía su labor como todos los días. La acción fue repudiada por todos los sectores de la sociedad. “Los muchachos están con los ánimos muy caldeados”, intentó justificar un delegado.

El Ministerio de Trabajo de la Provincia, a cargo de Omar Sereno, dispuso en la tarde de ayer la conciliación obligatoria y llamó a entablar una mesa de diálogo para encausar el conflicto, sin embargo la misma no se respetó y los transportistas elevaron la apuesta: “Vamos a hacer paro hasta el viernes”. El acampe frente a la sede de UTA auspiciaba un día martes complicado.

La jornada de hoy amaneció sin transporte para los cordobeses, y con la difícil situación repetida en cada barrio. El intendente Ramón Mestre elevó un mensaje contundente para los choferes: “Vuelvan a prestar servicios, no pongan en juego su fuente de trabajo. Hemos tenido más de 40 acciones que perjudican a los vecinos. No podemos tolerar más que los ciudadanos sean rehenes de estos conflictos".

Algunos colectivos comenzaron a circular esta tarde, con custodia policial. El Ministerio de Trabajo llamó a los choferes a dialogar de nuevo, y por el momento es una incógnita que pasará con el transporte en la ciudad en los próximos días.