CÓRDOBA MOBBING

Crecen las denuncias por acoso laboral y Trabajo abrirá oficina para denuncias

El Ministerio cordobés capacita personal y prepara una unidad especial. El 60% de las víctimas de acoso en el trabajo son mujeres.

MOBBING. Es el término utilizado para calificar al hostigamiento o acoso sufrido en el ámbito laboral.
MOBBING. Es el término utilizado para calificar al hostigamiento o acoso sufrido en el ámbito laboral. Foto:Cedoc Perfil

Mientras la Justicia intenta dilucidar que es lo que realmente ocurrió en la fábrica de hielo ubicada en San Vicente, el caso de José Gustavo Suárez (42), el empleado que mató a dos de sus compañeros e hirió a otro de gravedad, expuso de la manera más cruenta posible la problemática del “mobbing”, término utilizado para definir el acoso laboral.

Según fuentes consultadas por PERFIL CORDOBA, este tipo de hostigamiento ha registrado un fuerte crecimiento en los últimos años en la provincia, a tal punto que el Ministerio de Trabajo de Córdoba se encuentra en plena tarea para la apertura de una oficina específica para recibir denuncias de acoso y violencia laboral. La misma se encuadrará dentro de Comisión Tripartita de Igualdad de Trato y Oportunidades (CTIO), un ente creado a mediados del año 2016, con el objetivo de tratar de manera interinstitucional las problemáticas de igualdad y género. La CTIO está conformada por representantes del sector gubernamental (Ministerio de Trabajo, Secretaría de Equidad, Inadi, Consejo Provincial de Mujeres, entre otros); miembros del sector sindical y el sector empresario. En uno de los canales de esta comisión se tratará de manera específica la problemática del acoso laboral.

El Ministro de Trabajo, Oscar Sereno en diálogo con PERFIL CORDOBA explicó que se hizo “un protocolo de procedimiento para establecer pautas acerca de la manera de actuar ante este tipos de denuncias en el ámbito laboral, ya sea que la ejerza un empleador, un cliente o un colega. Este protocolo fue aprobado por la CTIO y lo aplicará el Ministerio de Trabajo”.

El funcionario detalló además que “el protocolo tiene varias etapas, la recepción y el análisis, ya que no todo es violencia ni puede encuadrarse dentro de este punto. Pero si se entiende que la denuncia puede implicar el hecho de estar adelante de un caso de estas características se fija una audiencia y se llama al sujeto y al empleador”. “De esta manera, sin ser jueces, tendremos la posibilidad de indagación y tomar medidas con el objetivo de lograr tres cosas: conciliar, para que el conflicto cese; detener la infracción, y eventualmente, si se violara alguna norma, aplicar la sanción punitiva correspondiente”, completó.

En Córdoba, el legislador del Frente de Izquierda, Ezequiel Peressini presentó en junio del año pasado un proyecto de ley al respecto pero el mismo aún no fue tratado en comisión y el propio legislador considera que la misma "se cajoneó".

Estadísticas. Según un informe del año 2016, elaborado por la Oficina de Asesoramiento sobre Violencia Laboral (OAVL), el 60 porciento de las denuncias por este tema son mujeres, en tanto que un 40 porciento las realizan los hombres. En ambos, el tipo de violencia que predomina es la psicológica, seguida por violencia sexual, en el caso de mujeres, y física en los hombres.

En cuanto a los sectores, el informe indica que comercio y salud son los que más consultas sobre esta temática generaron. Entre los varones la violencia física predomina en el rubro construcción. En tanto que en materia de violencia sexual, las denuncias se dieron con mayor frecuencia en el sector del comercio, y en hoteles y restaurantes.