CÓRDOBA INTERNET

Desembarcó en Córdoba ONG que lucha contra el grooming y el ciberbullying

Se trata de “Argentina Cibersegura”, que abrió una filial local para prevenir casos de acoso sexual y bullying por Internet. Dos episodios graves en La Falda y Río Tercero.

El grooming y el ciberbullying, dos caras de la navegación insegura que viene en crecimiento.
El grooming y el ciberbullying, dos caras de la navegación insegura que viene en crecimiento. Foto:Cedoc

A fines de septiembre, la Jus­ticia ordenó la detención de un docente acusado de co­meter actos de acoso sexual a través de medios electróni­cos, o lo que se conoce como grooming, contra dos alum­nos en Río Tercero. Un par de semanas antes, otro docente fue imputado y se investi­ga su participación por un supuesto caso de grooming y abuso sexual contra una alumna, esta vez en la loca­lidad de La Falda.

Con la expansión de la tec­nología, de la banda ancha, de las redes wifi y la prolife­ración de los dispositivos mó­viles, los casos de grooming y de ciberbullying vienen en franco ascenso. Eso advier­ten desde la ONG Argentina Cibersegura, una entidad que desde 2010 trabaja para dar pautas y charlas de concien­tización sobre los riesgos de una navegación insegura. “Es un problema que existe hace un tiempo y que con un poco de delay la sociedad es­tá comenzando a ver. Hubo algunos casos paradigmá­ticos y muy graves, como el de Micaela Ortega, que fue asesinada en Bahía Blanca por una persona que la con­tactó a través de las redes y hace poco hubo un caso de suicidio en La Plata por ci­berbullying. Es un problema que está creciendo y hay que atender”, destacó Sebastián Bortnik, miembro fundador de la asociación, en diálogo con PERFIL CORDOBA.

Demanda creciente. Argen­tina Cibersegura es una en­tidad sin fines de lucro con base en Buenos Aires, pero que comenzó a expandirse por el interior y hace pocos meses abrieron una filial en Córdoba con un coordinador y un equipo de colaborado­res. El eje de la asociación es la difusión de los riesgos que implica la navegación por si­tios y redes sociales de Inter­net y trabajan con acciones para prevenirlas. Una de las herramientas más potentes son las charlas en las escue­las. “Notamos una demanda creciente, a pesar de que no hacemos publicidad. Las es­cuelas nos contactan desde nuestro sitio y piden charlas. El año pasado dimos 350 y este año ya superamos las 500. En 2014 empezamos una extensión por el interior del país: lo que hacíamos en Capital Federal lo llevamos a otras provincias, armamos equipos locales de voceros. Y en Córdoba lo formamos hace un par de meses. En el interior hay mucha necesidad de información”, dice Bort­nik.

Docentes en alerta. Para dar cuenta de la dimensión de la problemática, desde Argen­tina Cibersegura elaboran una encuesta que responden cerca de 700 docentes. Según los datos de este año, el 57% dijo haber detectado casos de ciberbullying y el 9,7% de grooming. “Nuestro trabajo es de sensibilización, una primera llegada para abor­dar el tema en la escuela. Hay que trabajar con los chicos de 9 o 10 años, que son las eda­des más vulnerables, para no llegar tarde. Todavía no hay países que hayan dado grandes pasos o que hayan incluido este material en la currícula. Los Estados están en deuda, aunque por suerte desde 2013 hay en Argenti­na una ley que penaliza el grooming”, señala Bortnik. Y advierte: “Si nosotros no hacíamos una campaña de recolección de firmas, esa ley todavía estaba cajoneada. El Estado tiene que ocuparse, somos críticos, pero al mismo tiempo conscientes de que los cambios llevan tiempo y hay etapas de transformación. Nuestro mayor éxito sería dejar de existir en unos años, que no haya una ONG edu­cando sobre cómo navegar de forma segura por Internet, pero es algo impensado en el corto plazo”.

Charlas en Córdoba. “Con los casos que se dieron en Cór­doba, la situación es bastante preocupante, sobre todo en el interior. Allí es donde más nos buscan. Hay mucha de­manda de las escuelas: em­pezamos a trabajar hace muy poco, ya dimos cinco charlas y tenemos otras 10 progra­madas para lo que resta del año”, destacó Javier Gómez, coordinador de la región Cór­doba de Argentina Ciberse­gura.

A nivel conceptual, y a la hora de abordar este te­ma, Bortnik marca algunos ejes que deberían recorrer padres, docentes y adultos: “Hay tres pasos: primero, in­volucrarse y terminar con el mito de que los chicos saben de tecnología más que noso­tros. Eso es una lavada de manos inconsciente. Que los chicos usen la tecnología no significa que sepan cómo cui­darse. Hay que tener una idea mínima de qué aplicaciones usan los chicos, cómo las es­tán utilizando y qué riesgos podría haber. Segundo, como con otros problemas, hay que informarse y conocer sobre los riesgos del momento. Y fi­nalmente, tener diálogo, esa es la herramienta más poten­te. Las herramientas técnicas son útiles en las edades más tempranas, pero hay que tra­bajar en empoderar a los chi­cos para que luego aprendan a cuidarse”.

Para solicitar la charla. En el sitio www.argen­tinacibersegura.org las escuelas pueden solicitar una charla. El módulo se titula “Navegando seguro por Internet”, tiene una duración de entre 40 mi­nutos y una hora y abarca temáticas como privaci­dad online, buen uso de contraseñas, identidad digital, ciberbullying, grooming, entre otros.

Qué son el ciberbullying y el grooming
El ciberbullying es el uso de violencia de forma sostenida en el tiempo a través de las tecnologías. “Es el bullying llevado a las tecnologías. Se manifiesta con hostiga­mientos, hacer sitios donde se burlan de una persona, etc. Se trata de agresiones entre pares. El grooming es­tá determinado por un acoso sexual a través de Internet e interviene una relación de poder porque es entre un adulto y un menor. Se manifiesta pidiendo fotos o videos, mandando informa­ción sexual, intentando con­cretar un encuentro físico para tener relaciones, etc.”, explican desde Argentina Cibersegura.

Consejos para una navegación segura 
No hay que negar a los chicos el acceso a Internet. No se los puede privar de conocer y disfrutar de un medio de comunicación y aprendizaje tan rico, porque, además, con él están adquiriendo habilidades que van a necesitar para el futuro.

Es mejor conocer qué es lo que hacen nuestros hijos en Internet en lugar de alejarse y dejarlos solos en estas actividades.

Estar atentos a lo que hacen los menores mientras interactúan en Internet, sin invadir su privacidad, es la mejor forma de cuidarlos.

Aunque lo usen con facilidad, los niños no saben más que los adultos sobre los riesgos que hay en Internet, por lo que hay que acercarse a ellos para prevenirlos.