CÓRDOBA CANNABIS MEDICINAL

Detectan THC en el aceite secuestrado en la clínica de Carlos Laje

La sustancia psicoactiva de la marihuana está prohibida por los daños que ocasiona a la salud. Desde la defensa aclaran que todos los cannabinoides son medicinales.

PUBLICIDAD. “Los tratamientos con cannabis siempre fueron visibles Nunca se actuó en la clandestinidad. Hasta se hacía publicidad”, dicen desde la defensa.
PUBLICIDAD. “Los tratamientos con cannabis siempre fueron visibles Nunca se actuó en la clandestinidad. Hasta se hacía publicidad”, dicen desde la defensa. Foto:CEDOC PERFIL

Los análisis efectuados en los frascos de aceite secuestrados la semana pasada en la Clínica del Cannabis Medicinal dirigida por el oftalmólogo Carlos Laje arrojaron presencia de THC, sustancia psicoactiva de la marihuana, prohibida por los daños que ocasiona a la salud humana. Para la Justicia, el hallazgo agrava la situación de los siete imputados que tiene la causa hasta el momento.

Pero la defensora, Nadia Podsiadlo, relativizó en declaraciones a este diario esa advertencia porque “la planta de marihuana tiene muchos cannabinoides. Todos son medicinales. Sea THC o CBD”, aunque admitió que ambos están prohibidos por la Administración Nacional de Medicamentos, y Tecología Médica (ANMAT).

En términos de efectos medibles sobre el cuerpo, los dos principales cannabinoides son el THC (tetrahidrocannabinol) y el CBD (cannabidiol). La letrada puso énfasis al explicar el tema: “Sucede que el CBD no tiene psicoactivos. En el caso del aceite de Charlotte que se importa desde Estados Unidos, los 100 mg cuestan 400 dólares más los trámites de Aduana, y tiene esa sustancia”.

Y aclaró dos cuestiones. “Cualquier científico, incluso Raphael Mechoulam (célebre por haber aislado y determinado la estructura de la molécula THC) dice que todos los cannabinoides son medicinales”, sostuvo, al tiempo que agregó que “cualquier cannabis medicinal que se hace en Argentina que se está vendiendo en forma ilegal tiene un porcentaje de THC”, la sustancia que según los investigadores consultados por PERFIL Córdoba puso en alerta a la Justicia.

Imputados. Hasta hoy, la causa radicada en los tribunales de Villa Carlos Paz tiene siete imputados  por los delitos de comercialización de estupefacientes y confabulación. Todos están detenidos. Y hay orden de captura para otras dos personas. En caso de aplicarse condenas, la sumatoria de ambas figuras implicaría hasta 21 años de prisión.

El viernes último la fiscal subrogante a cargo de la causa, Jorgelina Gómez, culminó con las declaraciones indagatorias de los imputados y ahora tiene diez días para resolver la situación procesal de cada uno: otorgar la libertad o confirmar la prisión preventiva.  Los imputados son el médico Carlos Laje, sus colaboradores Héctor Mariño, Paola Toranzo, María Paula Culiaciati, Toribio Aragón, Fernanda Moyano y Fernando Moroni. En el grupo hay cultivadores que proveían la resina y químicos que elaboraban los aceites.

En una “zona gris” 
En marzo de este año, cuando el médico oftalmólogo Carlos Laje abrió una clínica de cannabis medicinal en la ciudad de Villa Carlos Paz, el fiscal de Lucha contra el Narcotráfico de esa ciudad, Raúl Ramírez, inició una investigación de oficio.

Meses después una paciente que adquirió aceites para tratar una dolencia, terminó denunciando al médico aduciendo que se había agravado su patología a raíz del consumo del aceite. Esta denuncia terminó sumándose a la anterior.

El 30 de agosto la Fuerza Policial Antinarcotráfico desplegó una serie de operativos en diferentes puntos de la Provincia. Ese día se hicieron 11 allanamientos en Córdoba, Carlos Paz, Mina Clavero, Huerta Grande, Villa Rumipal y Amboy. Fueron detenidos el creador de las clínicas y otras cuatro personas y se secuestraron elementos relacionados al cultivo, procesamiento y comercialización de la sustancia. Uno de los procedimientos fue en el domicilio particular de Laje donde se incautaron 1,8 millones de pesos.

También allanaron un laboratorio, ubicado en calle La Rioja de nuestra ciudad. Días después dos personas más que eran buscadas por la Justicia se presentaron voluntariamente y también quedaron detenidas.

En la actualidad, la causa sigue su trámite con secreto de sumario. Podsiadlo, defensora de Culiaciati, Moyano y Moroni, precisó que sus asistidos declararon porque no tienen nada que esconder. “Los tratamientos con cannabis siempre fueron visibles Nunca se actuó en la clandestinidad. Se hacía publicidad. Las personas que realizaban los tratamientos siempre fueron médicos, personas que se capacitaban en esta actividad”, afirmó. En ese sentido, solicitó prisión domiciliaria para Fernanda Moyano porque tiene un niño menor con una discapacidad.

La abogada puntualizó que “si bien la ley de uso medicinal del cannabis no está reglamentada, se ha vencido el período de reglamentación. Estamos en una zona gris, hay que tener en cuenta que acá se ha velado por el derecho a la salud de todos los pacientes que están interrumpiendo y dejando de recibir esa medicina que tanta falta les hace”. Las patologías que tratan con este aceite son variadas. Los pacientes que llegan hasta allí han acudido a la medicina tradicional donde no han encontrado respuestas y por eso recurrieron al uso medicinal del cannabis “Toda esta gente hoy por hoy yo creo que si los traigo a declarar a los 6 mil, todos darán un testimonio positivo”, aseveró.




María Ester Romero