CÓRDOBA VENTA INFORMAL

Durante la gestión de Mestre los puesteros de Las Heras se multiplicaron por 10

Dan forma al principal espacio de venta informal y a cielo abierto de Córdoba. Se estima que hay unos 1200 vendedores. Contemplando el impacto social, la Municipalidad estudia alternativas para reubicarlos.

Los puesteros en el parque Las Heras se multiplicaron por 10 en 5 años.
Los puesteros en el parque Las Heras se multiplicaron por 10 en 5 años. Foto:Fino Pizarro

La venta ambulante tiene en el parque Las Heras de Córdoba su expresión más importante. Se trata de un espacio que comenzó a nutrirse de los puesteros que eran expulsados del microcentro de la ciudad, pero con el correr de los años comenzó a convocar a cientos de personas que llegan de distintos barrios y que no logran incorporarse al mercado laboral formal. La venta en el parque de indumentaria, calzado, perfumes, muebles, accesorios, tecnología, artículos para el hogar, limpieza y alimentos, entre decenas de rubros, se constituyó en una de las principales fuentes de ingreso económico para cientos de personas. 

Desde la Municipalidad reconocen que en los últimos años ese espacio registró un incremento exponencial y comentaron que están delineando un esquema que contempla la reubicación de los puesteros. “Cuando nosotros asumimos nos encontramos que en el centro había una gran cantidad de vendedores ambulantes y se los retiró pero con un número mucho menor. En entonces había entre 100 y 120 vendedores y hoy estamos entre 1000 y 1200 vendedores. Lo que se controla es que sólo están los fines de semana, después del mediodía y tienen que entregar el parque con limpieza. El parque es el peor lugar actual en Córdoba en cuanto a venta ambulante, incluso hemos tenido reuniones en Capital Federal por este tema. Estamos haciendo un trabajo con acción social para la recuperación del espacio público para los vecinos. Pero la letra en sí es cruel. Si yo pongo 50 inspectores y 50 policías recupero el espacio público, pero que hacemos con esa gente”, plantea José Olmos, director de Fiscalización y Control de la Municipalidad de Córdoba. 

Según Olmos, desde el municipio hay conciencia de que se debe buscar una solución definitiva para los puesteros y que estudian opciones para una eventual relocalización: “Nos va a a llevar tiempo. No hay un referente, no hay una cabeza, entonces cuando uno va al parque tiene que hablar con 20, 50 o 100 personas porque cada uno piensa distinto. Una alternativa es tramitarles un monotributo social y darles un lugar en calles como las ferias francas. Con lugares y horarios determinados y obligaciones hacia el Estado. Hay 4 o 5 opciones de lugares, se está estudiando. Es un tema social muy complejo”, comentó el funcionario.  

Ferias habilitadas, con venta ilegal. Olmos desglosa la realidad de Las Heras con la de las ferias que funcionan en terrenos e inmuebles privados: “Una cosa es la venta ambulante y otra el negocio ilegal. El negocio ilegal está sobre un lugar privado llamese La Toscana, la del ala de Ruta 20, otra en avenida Sabattini, hay varios en calle San Martín entre el 200 y el 500, distintos lugares pero que cumplen con medidas de higiene y seguridad. Están dentro de la legalidad en materia de medidas de higiene y seguridad, pero si se las llaman ilegales porque las marcas adentro son truchas eso nos excede, la procedencia de la mercadería excede al control municipal”, destacó.