CÓRDOBA ELECCIONES LEGISLATIVAS

El radicalismo provincial acusa al PRO de “poner en riesgo la alianza”

La UCR ratificó su postura y endureció su crítica al PRO. “Ellos, desde el presidente para abajo, son los que ponen en riesgo la alianza”, dijo a PERFIL CORDOBA Alberto Zapiola.

FRENTE. Alberto Zapiola, en la Parque San Martín, en diciembre, en cumbre de la UCR. Ahora, con los tapones de punta: “el PRO pone en riesgo la alianza”.
FRENTE. Alberto Zapiola, en la Parque San Martín, en diciembre, en cumbre de la UCR. Ahora, con los tapones de punta: “el PRO pone en riesgo la alianza”. Foto:UCR

Tal como se preveía, los cordobeses de Cambiemos aun no llegaron a un acuerdo y el escenario está abierto de cara a lo que pueda ocurrir el miércoles, fecha en la que vence la inscripción de alianzas para las Elecciones Legislativas. El viernes por la noche hubo una reunión entre las autoridades del PRO, la UCR y el Frente Cívico, donde cada uno expuso sus pretensiones pero no se arribó a ninguna definición.

Desde el espacio amarillo van a trasladar la propuesta del radicalismo a Casa Rosada, aunque se sabe que desde allá, la decisión es firme: Héctor Baldassi y Gabriel Frizza, en el primer y tercer lugar de la lista. Ante esto, la respuesta del radicalismo sería las Paso, ya que el centenario partido insiste con encabezar con Diego Mestre y colocar además a dos candidatos más entre los primeros cuatro escalones.

La reunión encabezada por Alberto Zapiola (UCR), Javier Pretto (PRO) y Ernesto Martínez (FC) sirvió para exponer lo que cada uno venía difundiendo desde hace semanas. No obstante, hubo algunos cruces entre los dirigentes de las tres fuerzas que permiten avizorar las dificultades para llegar a un entendimiento. El macrismo insiste con darle al hermano del intendente capitalino el quinto lugar y otorgarle el segundo escalón a Soledad Carrizo. En el cónclave, dijeron que hay chances de alcanzar las cinco bancas en Diputados, a lo que el radicalismo respondió que si existe esa posibilidad, bajen a Frizza a ese casillero.

El intendente de Jesús María es uno de los bendecidos por el presidente Mauricio Macri para formar parte de la nómina. Y esa condición, casi que lo convierte en “inamovible” para los referentes que el espacio amarillo tiene en Córdoba.

Quienes formaron parte de la reunión del viernes sostienen que en el PRO definieron como una decisión “afectiva” la que tomó el Presidente para con el jefe comunal jesusmariense; definición que desató el enojo del radicalismo y fue aprovechada para volver a tildar de “inmaduro” a la fuerza liderada por Macri. “En la política, nada se define por afecto”, dijo uno de los que participó de la mesa.

En tanto, acerca del cuarto escalón y el 50% del cupo femenino entre los primeros cuatro lugares, en la semana un dirigente que siguió de cerca el armado en 2015 recordó lo sucedido con el tramo a Diputados de aquella elección. “En aquel momento, el primero fue (Mario) Negri, después venía (Olga) Rista, Pretto y (Nicolás) Massot. Leonor Martínez Villada, de la Coalición Cívica, estaba en el quinto lugar. Terminada la elección, Martínez Villada acudió a la Justicia Electoral e hizo valer lo del 50% y Massot entró quinto pero porque daban los votos”.

La estrategia define lo que podría llegar a pasar en caso de acuerdo y unidad. Baldassi, Carrizo, Pretto, Mestre y Brenda Austin, es un esquema que les cierra a algunos; excepto al juecismo claro, que impulsa a Walter Nostrala para el quinto casillero. El resto de los socios sabe que el Frente Cívico estuvo de recorrida por Casa Rosada, pero reconocen también que no se vinieron con una “bendición”.

“Ellos, desde el presidente para abajo, ponen en riesgo la alianza”. En diálogo con PERFIL CORDOBA, Alberto Zapiola, presidente del Comité Provincia de la UCR criticó al PRO y lo acusó de hacer peligrar la coalición con estas “imposiciones”.

“El PRO, desde el presidente para abajo, son los que ponen en riesgo la alianza”, dijo el dirigente mestrista. Y agregó que “con este escenario, nos van a obligar a que vayamos a las Paso”, instancia que algunos creen lejana, pero que cada vez toma más fuerzas en el entorno del intendente Ramón Mestre.

Este sector se apoya en el respaldo de los intendentes, discusión en la que cada uno expone sus argumentos. Hay radicales que creen que en el departamento Colón, pago chico de los dos candidatos macristas, pierden únicamente en Jesús María y en Mendiolaza, donde sospechan que el intendente Daniel Salibi, hoy cercano a Oscar Aguad y Mario Negri, podría poner la tropa a trabajar para el PRO. Y hasta se animan a instalar una interna juecista en Jesús María, por cuentas que no fueron saldadas entre Frizza (ex Frente Cívico) y su padrino y antecesor Marcelino Gatica. A Martínez, un radical le dijo ayer que en la tierra de la doma, una porción del juecismo se inclinaría por el rechazo a Frizza. 




Temas: