CóRDOBA

Fassi arma el equipo para "Mundo Talleres"

Ya se conocen algunos de los nombres de los aportantes privados que solventarán la construcción de la nueva ciudad deportiva del club de barrio Jardín. Será a imagen y semejanza del que tiene “Grupo Pachuca” en México y costará alrededor de 30 millones de dólares.

Andrés Fassi, presidente de Talleres.
Andrés Fassi, presidente de Talleres. Foto:CEDOC

Ni Pablo Guiñazú, ni Javier Gandolfi. El equipo que Andrés Fassi tiene en mente para el Talleres que se viene contempla la incorporación de varios refuerzos de renombre, aunque ninguno de pantalones cortos. La búsqueda, en todo caso, se orienta hacia jugadores de paciencia larga y de bolsillo ancho. La concreción del proyecto denominado “Ciudad Deportiva Mundo Talleres”, se sabe, es un partido aparte para el presidente del club albiazul.

La construcción del nuevo predio es una decisión que los socios de la “T” aprobaron a regañadientes en la asamblea del 22 de mayo de 2016, luego de que el propio Fassi condicionara su permanencia a ese voto positivo. De todos modos, las precisiones recién aparecieron 13 meses más tarde, luego de numerosos amagues y gambetas (se barajaron cuatro localizaciones diferentes y variadas formas de adquisición), y de algunas revisiones de tácticas y estrategias que concluyeron en lo que el preparador físico devenido en empresario y directivo considera “un lujo para el club”: la convivencia de dos campos de entrenamiento, al menos por un tiempo.

Fue el pasado 19 de junio, en una conferencia de prensa convocada por el mandamás albiazul, cuando se develó la incógnita sobre el lugar elegido para el nuevo complejo: un emplazamiento de 30 hectáreas ubicado en barrio Palmar, en las adyacencias de la Ruta 19, perteneciente a la firma Astori Estructuras, y que no exigirá desembolso alguno para la entidad. Los terrenos serán cedidos por la empresa constructora, que será la encargada de darle forma a “Mundo Talleres” y además realizará un emprendimiento inmobiliario en un loteo aledaño. Algunos días antes, en ocasión de la asamblea extraordinaria que aprobó un polémico proyecto de “modernización” de los estatutos del club, la proyección de un video permitió conocer por anticipado detalles del ambicioso proyecto: cuatro edificios, 13 mil metros cubiertos y nueve canchas de fútbol.

El emprendimiento, cuya dirección fue confiada a un reconocido estudio arquitectónico del Cerro de las Rosas, será hecho casi a imagen y semejanza del predio que “Grupo Pachuca: fútbol y negocios” tiene en el estado mejicano de Hidalgo, y que incluye un pabellón de usos múltiples que aún lleva el nombre de Joseph Blatter, el ex presidente de la Fifa (1998-2015) que renunció envuelto en escándalos de corrupción y hoy está suspendido para ejercer cargos en la dirigencia deportiva.

“Estamos muy contentos por todo lo que hemos hecho en dos años y medio de gestión, pero nuestro nivel de responsabilidad y el amor que sentimos por Talleres es superior a eso, así que estamos pensando en el club de los próximos 30 años”, aseguró en su última exposición pública la máxima autoridad de la “T”, en una prédica presuntuosa y no exenta de verborragia. La ocasión también sirvió para precisar que el actual predio de 24 hectáreas de la Avenida de Circunvalación -lleva el nombre del ex presidente Amadeo Nuccetelli y su valuación, según estimaciones privadas, asciende a casi 25 millones de dólares- seguirá en funciones, aunque no se precisó cuál será su destino una vez que “Mundo Talleres” se convierta en realidad.

El proyecto de la ciudad deportiva, un caballito de batalla que Fassi viene exhibiendo desde hace mucho tiempo, inclusive antes de decidir su candidatura presidencial de diciembre de 2014, tendría un costo aproximado de 30 millones de dólares y se concretará con el aporte de capitales privados. “La totalidad de la inversión del predio Mundo Talleres tiene riesgo cero de endeudamiento para el club. Y nos daremos el lujo de poder elegir inversionistas cordobeses", puntualizó el dirigente. Por el momento, los nombres de los aportantes están guardados bajo siete llaves en la oficina de un moderno edificio de la Avenida Fuerza Aérea, donde actualmente funciona una especie de “sede paralela” del club albiazul. De todos modos, PERFIL CÓRDOBA pudo averiguar que Miguel De Biasi, Alejandro Gómez, Rubén Mostaza Sánchez, Miguel Donadío y Armando Del Río serán algunos de los integrantes del Dream Team que arma Fassi. Se estima que el próximo mes se develará la incógnita sobre el resto de los nombres que completarán la lista de los 11 jugadores que saldrán a la cancha con un aporte inicial estimado de 500 mil dólares por cabeza y con la expectativa común de empezar a recuperar dividendos en un plazo no menor a cinco años. Según trascendió, “Mundo Talleres” ya tendría recaudado un 20 por ciento del monto total previsto para su ejecución.

Aunque todavía no hay demasiadas precisiones al respecto (un importante estudio jurídico cordobés trabaja contrarreloj en todo lo concerniente al cuidado de las formas), las inversiones se canalizarían mediante la constitución de un fideicomiso, una palabra que no es nueva en la institución de barrio Jardín. El ex mandatario “tallarín” Carlos Dossetti coqueteó con ella a fines de los ’90, cuando fantaseó con clonar el modelo de fondo de inversión que el escribano Gustavo Arribas, hoy director general de la Agencia Federal de Inteligencia, había ideado para la gestión de Mauricio Macri en Boca Juniors.

¿Algo huele mal? La polémica que generaron las modificaciones impuestas al estatuto de Talleres –consideradas por muchos como “un traje hecho a medida para Fassi”- tuvo la particularidad de movilizar a sectores de la vida interna del club que estaban adormecidos, o tal vez mareados por la sucesión de vueltas olímpicas que en apenas dos años hicieron saltar al equipo del Torneo Federal A al Campeonato de Primera División. Porque más allá de que los retoques a la carta orgánica “salieron con fritas” en la asamblea del 11 de junio pasado, las agrupaciones que son críticas a la actual conducción lograron mantenerse en contacto y alertas, en este caso siguiendo de cerca el proceso de materialización de “Mundo Talleres”.

En tal sentido, algunas objeciones apuntan a la posibilidad de que importantes porcentajes de las futuras transferencias de futbolistas o el mismísimo Predio Nuccetelli (la modificación estatutaria habilita a una “asamblea de representantes” a disponer de los bienes del club) queden condicionados como una especie de garantía para los aportantes.

De todos modos, la principal preocupación de los sectores no alineados con el fassismo pasan por la localización del nuevo predio, cercano a una de las plantas de tratamiento de líquidos cloacales que tiene la ciudad y que ubicarían al centro de alto rendimiento deportivo en medio de una zona de alto impacto ambiental. Contrariando esos argumentos, la dirigencia de Talleres incluyó “la disponibilidad de agua para consumo humano”, “la disponibilidad de agua para riego cumpliendo criterios ambientales y ecológicos” y “la topografía adecuada” –además de otros ítems, como “accesibilidad”, “conectividad” y “operatividad”- en el listado de “los principales criterios para la selección de la ubicación” del futuro emprendimiento que difundió en su sitio web.

Según la previsión de Fassi, las obras comenzarían antes de fin de año y tendrían un plazo de ejecución de 30 meses, por lo que, si todo marcha sobre ruedas, “Mundo Talleres” podría ver la luz a mediados de 2020.


Diego Caniglia/Hugo Caric


Temas: