CóRDOBA SERíA EN MARZO

José Manuel De la Sota adelanta los tiempos y prepara su vuelta a la política

Con un encuentro dirigencial o una conferencia en una universidad como opciones, el exgobernador quiere volver al escenario político nacional para representar al peronismo.

VUELVE. Aunque seguirá ligado a su negocio de ropa masculina, De la Sota prepara la vuelta a la política.
VUELVE. Aunque seguirá ligado a su negocio de ropa masculina, De la Sota prepara la vuelta a la política. Foto:Cedoc Perfil

“La situación del país no da para más. Eso aceleró los tiempos de la vuelta”. Con esas palabras, un estrecho colaborador de José Manuel de la Sota confirmó a PERFIL CORDOBA que el exgobernador vuelve a la política y antes de lo previsto. Su regreso comenzaría a tomar forma a fines de febrero, cuando levantará el perfil con algunas apariciones mediáticas, tras un tiempo sin dar entrevistas personalizadas. En marzo sería el retorno definitivo a la actividad política y, por tal, motivo los operadores delasotistas se encuentran trabajando a contrrareloj para diagramar cómo potenciar la vuelta al ruedo del caudillo peronista. Las opciones que se barajan son principalmente dos: un encuentro con dirigentes peronistas donde se analizará el momento que atraviesa el partido o una conferencia en alguna universidad, donde De la Sota brinde su visión política respecto a la situación actual que se vive en el país. Cualquiera de las dos alternativas tienen un espacio confirmado para su realización: Córdoba capital.

Modisto. Este retorno a la actividad que lo apasiona se da tras una especie de año sabático en el que De la Sota decidió dedicarse al diseño de indumentaria y al comercio de sus prendas en la ciudad de Río Cuarto, donde vive junto a su pareja Adriana Nazario. Allí, en el “Imperio del Sur”, presentó su marca de ropa llamada El Hombre y debutó como modelo exhibiendo sus propias creaciones. La decisión de alejarse de la actividad no estuvo exenta de polémica y fue duramente criticada por sectores del peronismo cordobés que le espetaron al caudillo alejarse del terreno en un momento complicado. Luego llegaron los comicios legislativos con el sanfrancisqueño Martín Llaryora a la cabeza y la derrota a manos de Cambiemos profundizó los cuestionamientos. Sin embargo, esa situación parece quedar atrás y el objetivo de esta vuelta es claro: encabezar el sector más férreo del peronismo nacional, con una postura claramente anti Macri, lo que puede llegar a distanciarlo del actual gobernador, Juan Schiaretti, quien mantiene una estrecha relación con el presidente.

La opción de buscar una nueva chance de gobernar la provincia está descartada y De la Sota apuntaría nuevamente al ámbito nacional. Allegados al exgobernador explicaron que “la voluntad en el 2018 es representar al peronismo cordobés en Buenos Aires y plantear la reorganización del espacio que hoy está desmembrado”. “La presencia de De la Sota le puede dar al PJ nacional un radio de acción mucho más amplio, que puede incluir a varios sectores del partido, entre ellos, a kirchneristas no cristinistas. Es la oportunidad de plantear una postura opositora importante dentro del escenario nacional con la experiencia de haber sido tres veces gobernador y en su momento uno de los fundadores de la renovación del peronismo. Hoy los ciclos hacen que la coyuntura sea parecida a la del 83 y cada vez más dirigentes ven a De la Sota como la figura de referencia que permita agruparlos”, agregaron. El exgobernador en este momento está de vacaciones con su familia y regresaría en los próximos días para terminar de dar forma a la serie de actividades que marcarían su regreso a la actividad política nacional.