CóRDOBA OTRO REVÉS PARA CLAN JAIME

Justicia avaló suspensión de Julieta Jaime en la ANAC

La hija del ex secretario de Transporte de la Nación había sido suspendida por la Administración Nacional de Aviación Civil, donde cobraba más de $50.000 mensuales.

SIN VUELTA ATRAS. Justicia rechazó una medida cautelar que había solicitado la hija del ex funcionario kirchnerista.
SIN VUELTA ATRAS. Justicia rechazó una medida cautelar que había solicitado la hija del ex funcionario kirchnerista. Foto:CEOP

La Cámara Federal de Apelaciones de Córdoba rechazó una medida cautelar autónoma que presentó Julieta Cecilia Jaime, una de las tres hijas del ex secretario de Transporte de la Nación, Ricardo Jaime, detenido y procesado en numerosas causas.

La acción atacaba la Resolución Nº 686 de la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC), del 22 de agosto de 2016, que la suspendió en un cargo que ocupaba en ese organismo. 

Esa decisión administrativa había sido adoptada tras notificarse el procesamiento de Julieta Jaime como partícipe primaria del delito de enriquecimiento ilícito, resuelto por el Juzgado Criminal y Correccional N° 7, a cargo de Sebastián Casanello.

Al recurrir a la Justicia, la mujer consideró que el desplazamiento temporario de su cargo era arbitrario, que se fundaba más en un prejuicio por “portación de apellido” y que no había podido ejercer su defensa antes del dictado de la resolución. Advertía que se consideraba al hecho de su imputación como de “gravedad”, sin explicar la vinculación a su servicio y tareas en la ANAC. 

Rechazo. En una primera instancia, el juez Ricardo Bustos Fierro rechazó la acción. La Sala B de la Cámara, integrada por Abel Sánchez Torres, Luis Roberto Rueda y Liliana Navarro, coincidió con el magistrado y desestimó los argumentos de Jaime al afirmar que “no existen elementos de juicio con la suficiente entidad y convicción como para que se dé por acreditada la verosimilitud del derecho”. 

Los jueces explicaron que la suspensión de un acto administrativo es admisible “sólo si el particular demuestra que ha solicitado la suspensión de los efectos del acto ante la Administración y la decisión le fue adversa, o han transcurrido cinco días desde la presentación de la solicitud sin que ésta hubiera sido respondida”. 

Ninguno de los dos presupuestos previstos en la legislación habían sido cumplidos por Julieta Jaime.

En agosto del año pasado, paralelamente a la decisión de suspenderla en el cargo, las autoridades de ANAC ordenaron un sumario administrativo para analizar su conducta y establecieron que el pago de haberes por el período de suspensión dispuesto quedaba supeditado a los resultados del proceso penal. Según trascendió en ese momento, su salario mensual ascendía a más de $50.000.

Procesamiento. El 12 de mayo del año pasado el juez Casanello dictó el procesamiento sin prisión preventiva de Julieta Cecilia Jaime, de 36 años, como partícipe primaria penalmente responsable del delito de enriquecimiento ilícito de un funcionario público. 

En esa resolución, amplió la imputación a su padre Ricardo Jaime. Con el grado de probabilidad que se requiere en la etapa investigativa de una causa, el juez determinó que los bienes registrables que figuraban a nombre de Julieta, en realidad integraban el patrimonio oculto de su padre, quien al tiempo en que fueron adquiridos se desempeñaba ya en la función pública. 

El juez sostuvo que Jaime habría utilizado a su hija para disimular su enriquecimiento ilícito, ya que los ingresos que había declarado al fisco no justificaban la compra de viviendas, automóviles y, en este caso, de una moto de agua. 

Los bienes que quedaron bajo la lupa en esa ocasión fueron el hotel Saint Tropez, en Villa Carlos Paz;  una vivienda en calle Omaguacas 91, ubicada en la misma localidad; y una moto de agua “SSP”, matrícula TIGR0165. En el hotel mencionado se había radicado la firma Lago Azul S.A. en la que Julieta figuraba como gerente general. A través de esa sociedad se adquirieron otros bienes como un Kia Carnival modelo EX3.8 VL. 

Al dictar el procesamiento, Casanello también dispuso un embargo sobre los bienes de Julieta Jaime por $500.000. Tres meses después de esa resolución judicial, la ANAC  suspendió a Jaime anclando su decisión en su procesamiento.


María Ester Romero