CóRDOBA #MOVILIDAD

La Municipalidad promete sumar 45km de ciclovías, pero debe poner en valor la mitad del trazado actual

Es parte del Plan de Metas al 2019. Instalarán unos 350 estacionamientos y ofrecerán 400 bicicletas para uso público a tarifa subsidiada. Quejas por nueva Ley provincial.

La mitad del trazado de las ciclovías está en mal estado.
La mitad del trazado de las ciclovías está en mal estado. Foto:Federico Rodríguez

Se estima que el 5% del total de los viajes diarios de los rosarinos se hacen con bicicletas. Y aunque no hay estadísticas actualizadas, grupos de usuarios consolidados como BiciUrbanos calculan que esa cifra es poco menos que la mitad en la ciudad de Córdoba. En ese contexto y para tratar de dar mayor protagonismo al empleo de la bicicleta desde la Dirección de Capacitación de Transporte y Tránsito de la Municipalidad de Córdoba adelantaron que se están encarando una serie de acciones en el marco de un Plan de Metas que debería completarse en 2019.

Entre las principales novedades se destaca el trazado de nuevas ciclovías, la instalación de estacionamientos para bicicletas, el inicio del sistema de provisión de bicicletas para su uso público e incluso la fiscalización de los estacionamientos y cocheras para automóviles que deben tener un cupo de sus espacios destinados a las bicicletas.
Desde esa dependencia advierten que todas las cocheras deben incorporar esos espacios para las bicicletas, pero de las 349 que hay hoy, sólo un porcentaje muy bajo cumple con la ordenanza. 

Un punto más ambicioso es el de brindar bicicletas para uso público. La intención es que para el segundo semestre de 2018 se concrete el servicio que busca dotar progresivamente de 400 unidades. “Tenemos 7 empresas que podrían ser oferentes para el sistema de bicicletas públicas. Se está estudiando el hardware y el software para esas bicicletas, también un prototipo de bicicleta, son unidades que tendrán un sistema de geolocalización. Hay que priorizar corredores que tienen una clara demanda, como la zona céntrica y en los barrios periféricos del centro como Alberdi, Alto Alberdi, Nueva Córdoba, Alta Córdoba, Pueyrredón, Inaudi, Yapeyú, que van a ser abastecidos de ciclovías y luego de bicicletas”, señaló Cena. Resta definir si el sistema será gratuito o tendrá una tarifa mínima subsidiada por el Estado municipal. También debe definir cuál será el “monedero” que permitirá usar el sistema. En principio, la Red Bus no admitiría el chip para las bicis.

Cocheras en falta. “Para el 2018 está contemplado, una vez que el trazado esté en condiciones, la puesta en marcha del sistema de bicicletas públicas. Hoy se está trabajando en ciclovías en zona centro y en los controles y sanciones a las cocheras que tienen que tener de U invertida para estacionar bicicletas. Tienen que tener un cupo en función de los metros que disponen para los autos y una tarifa que puede ser gratuita o el 10% de la tarifa promedio que cobran a los autos”, contó Adrian Cena, al frente de la Dirección de Capacitación de Transporte y Tránsito de la Municipalidad. 

Estacionamientos y bicicletas públicas. Dos puntos fuertes del Plan de Metas implican dotar a la ciudad de un sistema de bicicletas públicas y de espacios para estacionar. Se instalaron algunas “U invertidas” para estacionar en calles del centro, pero resta mucho para llegar al número de 350 U que permitirían estacionamiento para 700 unidades. El centro de la ciudad y los CPC son prioridad para avanzar en ese sentido. En esa línea, se viene una ordenanza que obligaría a los edificios públicos y entes descentralizados a adecuar sus estacionamientos a las bicicletas.

Ciclovías, la deuda principal. Contar con estacionamientos y con bicicletas públicas tendrá sentido en tanto y en cuanto haya un trazado de calidad que permita un tránsito seguro. Algo que hoy no está pasando. De los 108 kilómetros actuales de ciclovías se estima que, al menos la mitad necesita de una intervención importante para ser puesta en valor, reparar la carpeta, sumar luminarias y señalización, etc. “Es muy pobre lo que se hace por el ciclista. La ciudad no está en condiciones para circular de manera segura. No es una ciudad amigable para los ciclistas. No quiere decir que no lo puede ser, hay 100 kilómetros de ciclovías que si se pusieran en valor sería muy bueno. No hace falta inundar la ciudad de ciclovías, pero hay que resolver circuitos donde hay transito lento y pesado y mejorar la conectividad de las trazas”, señala Guillermo Garrido, miembro del colectivo de usuarios BiciUrbanos. Para 2019 el municipio se propone sumar 45 kilómetros a la red actual, 12 en el centro de la ciudad y en breve largarían las obras para un recorrido que acompañe a la Cañada, en el sentido del tránsito.

Una ley que no suma 
Esta semana la Legislatura aprobó la Ley de Promoción y Fomento del Uso de la Bicicleta, pero los usuarios ya advirtieron que es una ley que no genera cambios positivos de fondo y sólo sumó nuevas exigencias a los usuarios. Desde BiciUrbanos, Garrido señaló: “fue positivo que nos convocaron y tuvimos la posibilidad de intercambiar algunas cuestiones técnicas, pero en el fondo el proyecto que se aprobó no está balanceado. Se le generaron mayores obligaciones al ciclista para circular y después desde el lado del derecho o para proteger no hay nada concreto. Se crea un programa de seguridad vial para los ciclistas que son enunciados de buena voluntad y que no garantizan nada. No es una ley superadora”.