CóRDOBA EL 2017 DEL MUNICIPIO

Para Mestre, el balance del año “es muy positivo” por las obras

El intendente cordobés repasó la gestión al frente del Palacio 6 de Julio. El conflicto de UTA y la disputa con la Provincia por los fondos, los saldos negativos.

GESTIÓN. Mestre deberá dividirse entre la política y la gestión de cara al 2018.
GESTIÓN. Mestre deberá dividirse entre la política y la gestión de cara al 2018. Foto:Cedoc Perfil

En el oficialismo capitalino, como así también en parte de la oposición, el conflicto del transporte que mantuvo a la ciudad paralizada durante casi 10 días a mediados de este año se incluye dentro de lo “más negativo” que le tocó vivir a los cordobeses a lo largo de este 2017 que llega a su fin. Así lo estimó incluso el propio intendente Ramón Mestre en el desayuno con los periodistas que realizó el último viernes en el Palacio 6 de Julio y en compañía de otros funcionarios municipales.

A la hora de elaborar un pequeño balance del año, Mestre afirmó que “fue trabajoso y dificultoso” pero cree que “termina siendo positivo porque se avanzó mucho en obras”. Y trajo prácticamente de inmediato, y a colación, la frase con la que abrió el período de sesiones ordinarias del Concejo Deliberante el pasado 1º de marzo cuando dijo “Córdoba se transformará en un gran obrador”.

En la vereda del frente, la oposición municipal y también desde los despachos del Centro Cívico, apuntan a quién corresponden esos fondos con los que la gestión mestrista encara las obras. Más un opositor coincidió con que el contexto favorece al jefe comunal capitalino porque los recursos provienen de la Nación; pese a que el propio Mestre señaló el viernes que las obras –por las cuales pidió disculpas por las complicaciones en el tránsito- se hacen con “partidas propias” del Estado municipal.

“Los fondos de Nación  fueron llegando y los fuimos administrando bien; pero estamos haciendo obras con recursos propios y logramos, a diferencia de otras administraciones, bajar la cantidad de empleados”, agregó Mestre. Lanzando así un tiro por elevación a la gestión del gobernador Juan Schiaretti que esta semana confirmó el pase a planta permanente de 4.800 contratados en un capítulo que incluyó, además, el cruce en la Unicameral entre Carlos Gutiérrez y Javier Bee Sellares, schiarettista y mestrista paladar negro, respectivamente. “Tanto mi padre como yo fuimos las gestiones que encabezamos la baja de la cantidad de empleados”, agregó Mestre.

En el entorno del jefe comunal capitalino también coinciden en lo que significó el conflicto del transporte. Pero, al igual que en aquel momento, lo trasladan a una interna sindical que “terminó afectando a todos los cordobeses, no solo al intendente” como señaló a este medio un funcionario de alto rango en el Palacio 6 de Julio. El mismo funcionario agregó, en consonancia con lo que también manifestó el propio Mestre, que uno de los saldos negativos de la gestión fue la falta de un acuerdo con la Provincia por los fondos coparticipables en las últimas semanas. Discusión que por ahora no tiene solución entre la administración schiarettista y el frente de intendentes de Cambiemos.




Temas: