CóRDOBA INNOVACIóN

Por unos $15.000 se puede comprar una guitarra hecha con algas del Suquía

Dos emprendedores cordobeses fabrican instrumentos en base a fibras de algas del Suquía. Ya vendieron 3 eléctricas y buscan industrializarlas.

En Evon ya vendieron tres guitarras eléctricas hechas con fibra de algas.
En Evon ya vendieron tres guitarras eléctricas hechas con fibra de algas. Foto:Pablo Zanone

A Federico Parola y su esposa Valeria Andreini es fácil encontrarlos, un día de calor, caminando a la vera del río Suquía. No estarán buscando un lugar donde zambullirse, sino otra cosa. Algas. Y es que las algas son uno de los insumos principales con los que fabrican sus llamativas guitarras eléctricas. “Usamos la fibra de alga en reemplazo de la fibra de vidrio. Esas fibras, junto con resinas termoestables, son el material para fabricar casi toda la guitarra”, cuenta Parola.
Lo que comenzó como un trabajo para su tesis de diseño industrial luego dio origen a un taller de luthería en su casa para terminar dando forma a Evon Instrumentos Musicales, un emprendimiento que se dedica a la fabricación y venta de instrumentos en base a materiales compuestos. El primero fue una guitarra criolla construida con fibra de carbono, pero siguen experimentando con otros materiales y jugando con la innovación en los procesos productivos. Así apareció, por ejemplo, la guitarra eléctrica en base a fibras de algas. 

Fuentones de algas.  Construir una guitarra en base a fibras de algas requiere no sólo de pericia y conocimientos de música –Parola además de diseñador industrial es músico- sino también un guiño del clima. “La recolección de las algas nos lleva tiempo. Florecen en la costa del río Suquía cuando se tenemos una semanita de calor intenso. Ahí vamos y juntamos varios fuentones. Después las ponemos a secar, cuidando que no se sequen de más y luego se trabaja con la resina y las matrices. Si ya tenemos las algas y no tenemos nada que hacer podemos tener una guitarra lista en 15 días”, cuenta.

Dependiendo los materiales, los detalles, los componentes de la electrónica y el hardware una guitarra eléctrica hecha con fibra de algas cuesta entre $15.000 y $20.000. En Evon ya vendieron 3 y están fabricando una cuarta. “Hoy trabajamos con procesos artesanales y a pedido, el desafío es contar con apoyo de empresas madrinas para dar forma a un proceso de mayor industrialización”, completa.  

Más de 20 emprendimientos novedosos. El caso de Evon fue uno de los proyectos que se exhibieron en la edición 2017 de Expo Emprende Inndustria que organizó el Ministerio de Industria de la Provincia y que convocó a unos 24 proyectos en la Capilla del Buen Pastor. Además de los instrumentos de Evon se vieron una app mobile para control de hidratos de carbono (BPI Mobile), un sillón odontológico para pacientes en sillas de ruedas, calefones solares (Febo Asoma) y una remera inteligente para controlar el embarazo, entre otros.
 



Temas: