CóRDOBA EL PERONISMO QUE VIENE

Schiaretti-De la Sota, el doble juego del PJ cordobés en Diputados

Qué hay detrás del “no” de Adriana Nazario al bloque impulsado por el gobernador y cuáles son los objetivos de los popes del peronismo local para el año próximo y el 2019.

Los
Los Foto:Cedoc Perfil

El desplante de la diputada nacional Adriana Nazario al gobernador Juan Schiaretti para integrar el bloque del Unión por Córdoba Federal junto a los recientemente electos Martín Llaryora, Alejandra Vigo y Paulo Cassinerio, encendió alertas en el peronismo cordobés que poco a poco comenzaron a apagarse. O al menos, eso parece.

En las últimas horas del martes, y previo a la jura de los integrantes de la Cámara baja que fueron elegidos en octubre, la mujer de José Manuel de la Sota le hizo saber a sus pares en el PJ cordobés que no se sumaría a la bancada. Que continuaría en el seno de lo que queda del massismo ya sin Sergio Massa como figura principal pero con Graciela Caamaño tratando de cerrar la puerta para que la diáspora no sea aún más contundente de lo que ya fue en este 2017.

Es sabido que desde 2015, la interna entre De la Sota y Schiaretti es por la relación que cada uno quiere que el “cordobesismo” tenga con el presidente Mauricio Macri. El actual mandatario provincial tiene gestos que lo llevan a ser el peronista más cercano al líder del Ejecutivo nacional, al punto de despertar en algunas ocasiones la reacción de los cordobeses de Cambiemos; mientras que De la Sota se mostró muy crítico de la gestión del PRO y sus aliados en Casa Rosada y le suma tensión, cada tanto, al vínculo entre una parte del PJ cordobés y el macrismo.

Los "huevos" en canastas distintas. Es por esto que el desaire de Nazario no sorprendió a algunos pero a otros sí. Sobre todo a funcionarios del Gobierno nacional que se lo hicieron saber al propio Schiaretti en Buenos Aires, a donde acudió con motivo de la jura de los diputados electos.

Entre los que quieren tratar de amenizar en el conflicto entre schiarettistas y delasotistas, reparan en la cantidad de parlamentarios que responden de manera directa al caudillo que pasa sus días en Río Cuarto: además de Nazario, el otro diputado nacional que responde de manera directa a De la Sota es Juan Brügge, quien sí dio el OK para sumarse al bloque de los “nuevos”. Un conocedor del peronismo cordobés y con años de pasillo en Diputados reconoció a PERFIL CORDOBA que detrás de la jugada puede estar la intención de De la Sota de poner “un huevo en cada canasta”.

“Sabe que tiene dos diputados, no cede en todo y termina haciendo una jugada salomónica: pone un pie en cada lado y evita que Nazario quede pegada a las reformas de Macri que sí van a tener que acompañar los otros peronistas cordobeses”, dijo la fuente.

Así se explica la afirmación de Schiaretti, tratando de poner paños fríos a la tensión con la mujer de su socio. Y por otra parte, pone el foco ahora en el objetivo 2019 de ambos: Schiaretti da señales de pretender un período más en la Provincia; y De la Sota busca presidir el PJ nacional que hoy conduce el sanjuanino José Luis Gioja, para luego aspirar a una nueva chance presidencial. Para que esto se produzca, no tiene que haber ruidos internos.



Temas: