CÓRDOBA CAMBIOS EN LOS GABINETES

Schiaretti y Mestre, con una renovación que apunta a 2019

Provincia y Municipio buscarán oxigenar sus gestiones para el comienzo de esta segunda etapa. Los enroques en el PJ y en la UCR, las claves para entender los tiempos que se vienen.

Cambios. Schiaretti y Mestre van por cambios para oxigenar sus gestiones.
Cambios. Schiaretti y Mestre van por cambios para oxigenar sus gestiones. Foto:Cedoc Perfil
Superado el clima de año electoral bajo el cual se gestionó durante casi todo el 2017, tanto el gobernador Juan Schiaretti como el intendente Ramón Mestre ya dieron señales claras de que renovarán sus gabinetes para el último tramo de sus administraciones. Bajo un hermetismo al que únicamente acceden los integrantes de la mesa chica –pero sabiendo todos que la última palabra la tendrán cada uno de los mandatarios-, tanto en El Panal como en el Palacio 6 de Julio ya hay quienes empiezan a despedirse y otros que preparan la mudanza a sus nuevos despachos.

Pese a haber tenido distintos resultados las coaliciones que representan, tanto Schiaretti como Mestre están dispuestos a oxigenar sus gabinetes. En algunos casos, con salidas que se dan por obligación; y en otros en los cuales, el desgaste del vínculo obliga a las partes a pensar en otros rumbos.

Un enroque que incluye caciques, jóvenes y técnicos. Ya desde el final de las PASO, en la Provincia comenzó a tomar fuerza la posibilidad de que Schiaretti mueva algunas fichas en el tablero. Siempre con los mismos nombres, con modificaciones que desnudan que el alcance del brazo político del gobernador siempre tuvo los mismos jugadores.
 
Lo único que podía alterar los planes entre agosto y octubre era si llegaba o no al Congreso y por los votos, Daniel Passerini, el delasotista que estaba en el cuarto escalón de la boleta. Con el resultado puesto, las bancas que obtuvo el PJ fueron las de Martín Llaryora, Alejandra Vigo y Paulo Cassinerio; por lo que Passerini aún aguarda novedades en torno a su futuro inmediato.

Si Llaryora o Cassinerio no asumen, el actual legislador provincial llega al Congreso. Pero en el entorno del vicegobernador insisten con que llegará a Diputados aunque el propio Llaryora lo ponga en duda en su círculo íntimo cada tanto. Cerca del dirigente de San Francisco admiten que pretende negociar algunos casilleros en el gabinete antes de partir a Buenos Aires Passerini, en tanto, tendría tres opciones: Salud, Desarrollo Social o permanecer en la Unicameral pero como jefe de bloque.

Para que esto último se produzca, también se tienen que dar los enroques en el ámbito de la Unicameral. Y en lo que coincidieron varias voces de UPC en contacto con PERFIL CORDOBA fue que en El Panal no tienen en mente dejar a Oscar González como segundo en la línea sucesoria detrás de Schiaretti.

Con Llaryora en el Congreso, el Ejecutivo ordenará votar de nuevo por la presidencia provisoria y allí uno de los candidatos que puede entrar para disputarle ese sillón a Carlos Gutiérrez, es Francisco Fortuna, actual titular de Salud que regresaría a la Unicameral. Sin olvidar que al hombre de Río Cuarto y una de las principales espadas del schiarettismo, también lo tienen anotado en varias áreas del Gabinete.

Con respecto a González, pese a la victoria en el departamento San Javier, Schiaretti tiene pensado para él un lugar en el Ejecutivo y en un despacho que ya supo ocupar: el ministerio de Gobierno. Actualmente, esa cartera está unida a Seguridad y bajo el mando de Carlos Massei; pero se estudia desdoblarla y mantener cerca al dirigente de Monte Buey.

La otra incógnita es Desarrollo Social, hoy acompañado por ese organismo paralelo que es la Secretaría de Equidad que encabeza Vigo. Este ministerio ya tuvo un cambio a principios de este año cuando salió eyectado del despacho principal Rodrigo Rufeil y lo reemplazó Sergio Tocalli. Cuentan que el actual ministro manifestó su malestar cuando previo a las elecciones se enviaron los descuentos de la Tarifa Social acompañados en algunos casos por los votos.

A estas posibilidades, se sumó en las últimas horas el nombre de Roberto Avalle, actual titular de Industria, Comercio y Minería. De confirmarse su salida, el nombre de Alejandra Torres, la titular de Acif, es una alternativa. Los que recorren los pasillos de Casa de Gobierno, dejaron en claro que los cambios van a incluir un mix de jóvenes, técnicos y dirigentes de máxima confianza. En tanto, la situación de Fabián López, ministro de Agua, Ambiente y Servicios Públicos, puede definirse en los próximos días. Mientras que la salida José García de Vivienda, Arquitectura y Obras Viales, es casi un hecho.

La salida de Bee Sellares, ¿más poder para Cossar? En el ámbito de la Municipalidad, todos confirman dos egresos: Javier Bee Sellares, de la Secretaría de Gobierno; y Julio César Waisman, Secretario de Servicios Públicos que se jubila a fin de año. Bee Sellares va a la Legislatura por la elección 2015, cuando ganó por Capital y es precisamente ésta la carta de presentación que utilizará para reclamar la presidencia del bloque UCR que hoy ostenta Orlando Arduh, reciente jefe de campaña de Cambiemos.

La salida de Bee Sellares se produce tras algunas tensiones con el resto del Ejecutivo municipal que algunos creen propias de la gestión y que otros descartan. La pregunta es quién ocupará el casillero que deja y una de las alternativas es Marcelo Cossar, actual Secretario de Modernización y uno de los dirigentes con mayor ascendencia en el entorno del intendente Ramón Mestre. Los críticos de Cossar, suman como alternativa a Daniel Arzani, Secretario General y hombre clave en el conflicto con el Suoem.

Lo que se descarta en el ámbito del Municipio es darle lugares al PRO. Los cambios Mestre los hará con propios y con el radicalismo del interior, más aún si desde Buenos Aires avanzan en el foro de intendentes de Cambiemos por encima del Ente de los de la UCR.