CóRDOBA NUEVO ESCENARIO MUNDIAL

Tomar nueva deuda será más caro y la que está en dólares llegaría a $56.000M

El Estado de Córdoba enfrenta un nuevo desafío en sus finanzas ante inminente escalada de la tasa de los EE.UU. y una tendencia alcista del tipo de cambio en la economía nacional.

VOLATILIDAD TENSIONANTE. Más de 90% de la deuda de Córdoba está en dólares y esto significa un punto de vulnerabilidad en un contexto de volatilidad del tipo de cambio.
VOLATILIDAD TENSIONANTE. Más de 90% de la deuda de Córdoba está en dólares y esto significa un punto de vulnerabilidad en un contexto de volatilidad del tipo de cambio. Foto:CEOP PERFIL

Cuando todo parecía relativamente controlado en el esquema financiero provincial tras los diferentes acuerdos alcanzados con la Nación, el contexto internacional instaló un nuevo “cisne negro”:  la suba de tasas en los EE.UU.

La economía del Norte inició un año muy vigoroso con un desempleo que podría caer por debajo del 4% (más allá de lo que se considera empleo pleno). Este dato, sumado al crecimiento más rápido del salario en ocho años, anticipa un repunte en la inflación estadounidense (2,2% anual proyecta Bloomberg). Ante este panorama, la Reserva Federal (FED) ya anticipó que no admitirá desbordes por lo que agendó al menos tres subas de tasas para este año. 

“Se espera un incremento de unos 25 puntos básicos para un rango de entre 1,5% y 1,75%, en la reunión programada para marzo”, señaló el analista Sebastián Maril, analista de Research for Traders, en diálogo con PERFIL Córdoba. El 14 de febrero se conocerá el dato de la inflación en EE.UU  y ello determinará la dimensión real de este primer aumento.

¿Cómo pega esto a Córdoba? “Todo el financiamiento se va a encarecer. A una empresa como EPEC, que en agosto pasado salió a tomar US$100 millones a 8,5%, ahora seguramente le van a pedir un punto porcentual más como mínimo”, indicó Maril. Lo mismo ocurriría con la deuda que pretendan tomar los estados subsoberanos (provincias y municipios). 

Hoy, la Provincia tiene tres bonos en circulación (con vencimientos en 2021/24/27) que, en su momento, lograron tasas de 7,125% y 7,45%. La Municipalidad capitalina, en tanto, se endeudó el año pasado al 7,875%. En el nuevo escenario, el mercado podría pedirles tasas de entre 7,50% / 8,125%, dependiendo los plazos. 

Para la consultora Criteria, el panorama no sería del todo dramático si la FED sube la tasa no más allá del nivel de 3%. En ese contexto, esta fuente ve que los bonos subsoberanos argentinos (liderados por la performance de los emitidos por la Nación) “sieguen siendo  una opción atractiva en términos de riesgo / retorno”. 

En ese sentido, Córdoba  ostenta excelentes credenciales: lidera el ranking de solvencia fiscal que realiza la sociedad de bolsa Allaria Ledesma, el cual evalúa el resultado fiscal primario y el ingreso de fuentes federales, ambos sobre ingresos totales.  Para los inversores, esta referencia de riesgo es clave y ubica a los bonos cordobeses con  solo 100 puntos básicos por encima de los soberanos (hoy rinden 6,30% a 7,5 años). Provincias deficitarias, por el contario, tienen más de 300 puntos básicos por sobre los bonos nacionales.

“Efecto tipo de cambio”. La Reserva Federal de los EE.UU, de todos modos, no es la única que está trastocando los planes financieros públicos de este año. Más cerca, en el circuito que va de la Rosada al Banco Central,  también se están decidiendo políticas que impactan.

“Nuestra proyección es que quieren dejar flotar el dólar a $20 hasta junio aproximadamente, para ir gradualmente llegando a los $23 sobre final de año”, anticipa Sebastián Maril, de Research for Traders.

Actualmente, el 94,68% de la deuda de la Provincia está en dólares. Al 30 de noviembre de 2017 significaba un total de $42.844.948.727 (con un tipo de cambio de US$17,50). Considerando un dólar de $23, ese stock trepa a $56.310.504.041. Aunque sigue siendo manejable (representa alrededor del 38% de los ingresos totales), comienza a tensar los márgenes de acción del Gobierno en un año con importantes compromisos de inversión en obra pública, y en medio de una puja distributiva de fondos con los estados municipales.

“Si bien los recursos propios (ahorro corriente disponible) son un importante aporte al financiamiento de la obra pública (según Presupuesto 2018, representa el 40,6% del total de inversión presupuestada), dichos recursos no alcanzan a cubrir en su totalidad los elevados montos de inversión previstos”, reconoció el Gobierno en el Mensaje de Elevación de la Ley de Presupuesto 2018. “Como consecuencia, es necesario apelar a otras fuentes de financiamiento, siendo el endeudamiento la más importante”, agregó en ese documento.

Allí entonces estarán los retos a sortear en medio de un escenario de tasas internacionales en alza, volatilidad interna del dólar y una inflación doméstica sin control efectivo todavía, que inhibe el crecimiento económico y compromete los ingresos fiscales. Como advirtió Moody´s, “la exposición a descalces de monedas y mayores riesgos de refinanciamiento” está en el horizonte de las provincias durante todo este año. 


ATENCIÓN CON LA SALIDA AL MERCADO DE BUENOS AIRES

Según los analistas, para empezar a sondear cómo les puede ir a las provincias en una nueva ronda de colocaciones de deuda habrá que estar atentos a las respuestas que los inversores le den a la provincia de Buenos Aires.

El distrito que dirige María Eugenia Vidal será la primera de los 24 estados subnacionales que saldrá a buscar dinero, tras la exitosa experiencia que hizo la Nación, a comienzos de año, al conseguir  US$9.000 millones a las tasas más bajas de la historia (4,6% a 6,95% anual).

Buenos Aires se prepara para salir entre fines de febrero y principios de marzo. Aún no está establecido el monto ni la moneda en la que se concretará esta operación, pero está autorizada para endeudarse por $ 58.890 millones durante todo 2018.

¿Qué le convendría hacer a Córdoba? Según los analistas consultados, se trata de una cuestión de estrategia y de timming. Por un lado, "hay que ir colocando parcialmente y diversificar la moneda", aseguran; por otro, “hacer salidas oportunas”.

Para Sebastián Maril, analista de Research For Traders, “ante tanta oferta de deuda subsoberana argentina puede ser que el apetito inversor haya comenzado a mermar”.

Desde que Argentina volvió al mercado internacional, hay US$10.600 millones de bonos provinciales emitidos. Entre lo colocado en 2017 y el año anterior, son 15 provincias las que salieron a los mercados externos y algunas, como es el caso de Córdoba, ya tienen más de un título.