CóRDOBA ¿UN CASO AISLADO?

Una joven madre denuncia que intentan quitarle su bebé con informes erróneos

Investiga la Fiscalía del Distrito 3, Turno 3. La presentación involucra a profesionales de un reconocido sanatorio y de la SENAF. Por ahora se presentó una denuncia y no descartan otras.

INVESTIGACION. Fernando López Villagra investiga si se fraguaron historias clínicas mencionando que se trata de
INVESTIGACION. Fernando López Villagra investiga si se fraguaron historias clínicas mencionando que se trata de "bebés no deseados". Foto:cedocperfil

Una joven de 22 años se presentó el lunes último en la Justicia Provincial para denunciar una presunta maniobra ilegal con el objetivo de alejarla de su bebé nacido el 23 de septiembre último en una importante institución privada con presencia en el centro y norte de nuestra ciudad. 

El fiscal Fernando López Villagra es quien tiene a su cargo desde ese momento la investigación. Se trató de un alumbramiento anticipado. El bebé prematuro M.J.R. quedó internado en el Servicio de Neonatología. Pero en el transcurso de la semana siguiente al nacimiento los profesionales de la institución dieron participación a la Secretaría de Niñez, Adolescencia y Familia (SENAF) porque consideraron que el recién nacido se encontraba en situación vulnerable. 

En los informes del nosocomio mencionaron falta de interés de la madre en su hijo y su ausencia durante varios horarios establecidos para informar sobre la evolución de la salud del bebé. La mujer niega esas inasistencias, con una sola excepción, cuando coincidió el horario de visita con una consulta médica que ella debía realizar. 

A partir de la participación de la SENAF comenzó a intervenir la Jueza de Niñez de 6º Nominación, Zulma Palmero, quien resolvió asignar al niño a una familia de acogimiento y luego ordenó la revinculación del menor con su madre biológica. Al mismo tiempo, la joven mamá inició un tratamiento psicológico tendiente, precisamente, a retomar el vínculo materno con su pequeño a quien visita con la frecuencia establecida por la magistrada. 

En el transcurso de este proceso, la familia de acogimiento solicitó autorización al Juzgado de Niñez para viajar a La Pampa con motivo de las fiestas de fin de año; lo que habría puesto en alerta a la mamá biológica. Interpretó que, de viajar la familia con el bebé, éste no regresaría más a nuestra ciudad y sería entregado fuera de la Provincia y, quizás, del país. Todo esto está basado en comentarios que escuchó sobre el posible viaje de esa familia a Europa. La jueza Palmero no hizo lugar al pedido por lo que la familia permanecerá en Córdoba. 

Dónde radica la sospecha. La denuncia refirió, concretamente, que los informes que motivaron la intervención de SENAF y el Juzgado de Niñez no se corresponden con la realidad. Subyace la sospecha, y es parte del pedido de investigación a la Justicia, de que habría un grupo de personas, empleados desleales del sanatorio y de la SENAFque se aprovecharon de la vulnerabilidad de madres solteras, fraguaron historias clínicas mencionando que son bebés no deseados y engañaron a los jueces de Familia con informes falsos para que otorguen en guarda a terceros ya determinados a los recién nacidos. 

PERFIL Córdoba corroboró la existencia de la denuncia. También la decisión del fiscal de llevar adelante la pesquisa para determinar si existe una organización tendiente al tráfico de bebés, como fin último. Hasta el momento, el único caso que llegó a la Justicia es el que se relata en esta nota. 

El fiscal pidió, y ya obtuvo, copias del expediente referido a M.J.R. en el Juzgado de Niñez; solicitó informes a SENAF, tomó declaración a la denunciante y el viernes último escuchó a médicos del sanatorio y a personal de la Secretaría de Niñez, Adolescencia y Familia. “De corroborar la existencia de una organización como la relatada por la denunciante estamos ante un caso gravísimo”, confió una fuente de tribunales a este diario. 

De todos modos, hasta el momento, con los elementos reunidos no se produjeron imputaciones. Ante el fiscal se abren dos caminos, descartar la hipótesis que plantea la denuncia y pedir el archivo de la causa o promover imputaciones en los diferentes ámbitos. En caso de considerar que se han cometido delitos, lo más probable es que el expediente sea enviado al Fuero Anticorrupción por la participación en los hechos de funcionarios públicos. Hasta ahora, todas las medidas relativas al bebé y su madre las está tomando la jueza Palmero.

HABRÍA MÁS CASOS CON CARACTERÍSTICAS SIMILARES

Los encuentros de revinculación ordenados por los jueces de Niñez se llevan a cabo en la sede de la Senaf, en el Pablo Pizzurno. Allí las madres, por lo general muy jóvenes, son convocadas para encontrar una vez por semana durante una hora a sus bebés. 

En ese ámbito, la mamá que formuló la denuncia dijo haber encontrado a otra chica que vivió hechos casi idénticos. Se trata de una joven sin pareja, cuyo hijo nació recientemente, quien le comentó que en el mismo sanatorio fue abordada por dos trabajadoras sociales que la desalentaron a quedarse con el bebé y le propusieron firmar un documento al que se negó. 

Esta historia podría ser presentada la próxima semana también al fiscal López Villagra. La única denunciante hasta ahora tiene la sospecha de que hay maniobras tendientes a apropiarse de bebés para lo cual se generan informes con datos falsos. Por ejemplo, en su caso dieron cuenta de una madre desinteresada en su hijo, realidad que niega. 

Un dato que aportó es que en otro informe figura que ella quería viajar a Italia, mientras que indica que esa respuesta la obtuvieron al preguntarle cuál sería el sueño de su vida y no cuál era su proyecto inmediato. Es decir que orientan preguntas para generar una imagen de madre vulnerable y alejada afectivamente del hijo. Ella también relató que intentaron convencerla de no quedarse con el bebé.