CULTURA GALARDON

Alberto Manguel, premio Formentor 2017

El escritor argentino-canadiense lo obtuvo en reconocimiento a su obra, que “constituye una de las más lúcidas indagaciones en la historia orgánica de la biblioteca universal”.

Premiado. Vivió en Toronto entre 1982 y 2000, y allí escribió el ensayo que lo consagró mundialmente: Una historia de la lectura.
Premiado. Vivió en Toronto entre 1982 y 2000, y allí escribió el ensayo que lo consagró mundialmente: Una historia de la lectura. Foto:cedoc

El escritor argentino-canadiense Alberto Manguel, actual director de la Biblioteca Nacional de Argentina, obtuvo el Premio Formentor de las Letras 2017 en reconocimiento al conjunto de su obra, que según el jurado “constituye una de las más lúcidas indagaciones en la historia orgánica de la biblioteca universal”. La familia Barceló, propietaria del Hotel Formentor de Mallorca, y la familia Boadas son los mecenas de este premio español, dotado con 50 mil euros. El acta del jurado –formado por Inger Enkvist, Lila Azam Zanganeh, Daniel Fernández, Francisco Jarauta y Basilio Baltasar–, que ha otorgado el reconocimiento por unanimidad, señala que “sus elocuentes ensayos nos han permitido seguir la pista del largo peregrinaje de los libros y el orden prodigioso que los acoge en las instituciones vertebrales de la cultura. (…) La minuciosa recreación del arte de leer, la pericia con que los lectores aprenden a comprender la inmensidad del mundo, pertenecen al enciclopédico saber con que Alberto Manguel ha retratado la vida de los libros”. Anteriormente el Premio Formentor recayó sobre dos escritores argentinos: Jorge Luis Borges en 1961 (en realidad, el Prix International compartido con Samuel Beckett) y Ricardo Piglia en 2015.

Como es sabido, en la biografía intelectual de Manguel se destaca la relación con Borges (lo conoció durante un trabajo en la librería Pigmalión, en Buenos Aires), de quien fue lector en su casa varias veces a la semana entre 1964 y 1968. En 1971, radicado en París, recibió el primer premio literario concedido por el diario argentino La Nación por una colección de cuentos, que compartió con Bernardo Schiavetta (conocido por ganar en 1990 el Premio Loewe de poesía por Fórmulas para Crátilo). Ya instalado en Europa, Manguel fue lector para varias editoriales, como Denoël, Gallimard y Les Lettres Nouvelles en París, y para Calder & Boyars en Londres. En 1982, después de vivir en Tahití y en el Reino Unido, se mudó a Toronto, donde adoptó la nacionalidad canadiense. En esa ciudad vivió, con una breve estadía europea, hasta 2000, y allí escribió el ensayo que lo consagró mundialmente: Una historia de la lectura (1996). Cuatro años después trasladaría su casa y su biblioteca (de más de 30 mil volúmenes) a las ruinas del antiguo presbiterio de Mondion, un pequeño pueblo cercano a Poitiers (Francia). Su primera novela, News from a Foreign Country Came, ganó en 1992 el Premio McKitterick, que desde 1990 otorga anualmente la Sociedad de Autores del Reino Unido.

El Premio Formentor se concedió entre 1961 y 1967 promovido por la editorial española Seix Barral, con la colaboración de sellos extranjeros y los propietarios del Hotel Formentor de Mallorca, y tenía dos modalidades: el Prix International, que distinguía a un autor de reconocimiento mundial, y el Premio Formentor, que se daba a una novela presentada por alguno de los editores organizadores y que dejó de entregarse en 1966.

Este premio se volvió a conceder a partir de 2011 (lo ganaron con anterioridad Carlos Fuentes, Juan Goytisolo, Javier Marías, Vila-Matas, Piglia y Roberto Calasso) y se entrega cada año en los jardines del Hotel Barceló Formentor. El galardón se entregará el 22 de septiembre en Mallorca, en el marco de las Conversaciones Literarias de Formentor, que este año cumplen su décimo aniversario.



Temas: