CULTURA NUEVA COLECCION

Clásicos para lectores latinoamericanos

El grupo Random House distribuye en la Argentina la mítica colección de la editorial británica Penguin, con glosarios e introducciones y traducciones depuradas de españolismos.

PERFIL COMPLETO

Foto:Gentileza Penguin Random House

A sesenta años del lanzamiento de Penguin Classics (famosa colección de clásicos en ediciones de bolsillo y a precios accesibles) el grupo Penguin Random House estrena el mismo sello, en nuestro idioma, con un catálogo nutrido de autores mayoritariamente anglosajones y españoles que hoy llega a 65 títulos pero que prometen ser muchos más.
Para Violeta Noetinger, una de sus editoras argentinas, “Penguin Clásicos tiene una línea muy definida y una marca y garantía de contenido que se fue construyendo a lo largo de las décadas. Por supuesto que la definición de clásicos hispanoamericanos se amplía con respecto a los anglosajones, pero se trabaja intensamente con Penguin UK porque ellos revisan que todos los contenidos estén en línea con el sello original y su esencia”.

—¿Cómo está compuesto el catálogo?
—Fuimos muy cuidadosos de que hubiera, al menos en la oferta argentina, un equilibrio de clásicos de todas partes del mundo y de todas las épocas. Por supuesto que hay una especial atención en incluir la literatura española, porque es lo que distingue, además del idioma, a Penguin Classics de Penguin Clásicos.

—En el caso de la literatura española medieval y del Siglo de Oro, las ediciones están a cargo de especialistas inclinados a que las ediciones sean lo más fieles posible al original. ¿Están pensadas sin embargo con un criterio de divulgación?
—Desde sus orígenes, esta colección busca llevar contenidos de calidad y ediciones de nivel académico al público general. Es muy importante que los estudios preliminares, glosarios e introducciones, más allá de ser escritos por especialistas, sean accesibles a cualquiera. Porque detrás de esta colección está, por sobre todo, el objetivo de hacer que los clásicos sean de lectura popular.

El cuidado puesto en las versiones (en el caso de la Odisea, la traducción en verso intenta acercarnos al hexámetro homérico), algunas de ellas canónicas como la de Moby Dick de Enrique Pezzoni, parece ser una marca con la que esperan, según su editora, distinguir la colección. “También cuidamos en Argentina de adaptar algunas de ellas para que no resulten demasiado ‘españolas’ para el público latinoamericano. Este es un trabajo que se realiza prestando atención siempre a la edición en lengua original, para que los cambios sean pocos pero claves al facilitar el acceso de un lector latinoamericano”.

—El arte de tapa (aunque el nombre del autor no aparece) merece una mención aparte. ¿Es una manera de realzar el libro como objeto?
—Claro, ése es uno de los focos de Penguin. El diseño siempre estuvo a la vanguardia en esta colección y de hecho lleva un largo y cuidadoso proceso de aprobación por parte de ellos, para asegurarse de que está en línea con este objetivo fundamental que es dar actualidad y atractivo a los clásicos de siempre.

Frente a la pregunta acerca de qué es un clásico, elige una cita de Charles Saint-Beuve e intenta responderla: “Un hombre inteligente me lo sugiere e intento resolverlo, al menos para examinarlo y discutirlo cara a cara con mis lectores, sólo para persuadirlos de responder por ellos mismos, y, si puedo, hacer que su opinión y la mía se esclarezcan.”



María Eugenia Villalonga