CULTURA

Dos libros recientes

PERFIL COMPLETO

Los cuentos que Isis Costa McElroy y yo reunimos en Brasil: ficciones de argentinos y los artículos y crónicas que seleccionamos para Passo da Guanxuma: contactos culturales entre Brasil y Argentina muestran un mismo objetivo: explorar las maneras en que desde una sociedad se observa la otra, y cómo esa mirada informa también sobre el observador. Observación que parte de un interés genuino y que enfrenta el desafío de desmontar idealizaciones, estereotipos, imágenes cristalizadas sobre el otro y sobre nosotros mismos.
Brasil: ficciones de argentinos, publicado por Casa Nova, reúne relatos en que escritores de distintos puntos de Argentina llevan su imaginación al terreno brasileño. Los disparadores son muy diversos: hay viajes de placer y hay exilios; hay representaciones realistas y derivas oníricas, están la imposibilidad de registro del otro y el intento de entrar en su subjetividad. Algunos autores son figuras con largas y reconocidas trayectorias, como Lilia Lardone o Hebe Uhart; otros son narradores de producción muy reciente. Está lo onírico en las ensoñaciones de los personajes del cuento de Alejandra Laurencich y en las metamorfosis de Vaccarini; están las diversas fantasías sexuales en los relatos de Facundo R. Soto, Luis Mey o Gabriela Bejerman; está la posibilidad de articular una narración que juega con las continuidades y rupturas entre las lenguas y culturas en los textos de Federico Bustos o Carmen Cáceres; están los diversos rituales de iniciación o de pasaje que tienen a Brasil como escenario en los cuentos de Patricia Suárez, Inés Garland y Luciana de Luca.
El otro libro, Passo da Guanxuma: contactos culturales entre Brasil y Argentina, editado por la Universidad Nacional de General Sarmiento, reúne trabajos de la mayoría de los protagonistas actuales de la difusión de la literatura brasileña en Argentina, y de algunas figuras que muestran las aproximaciones de Brasil hacia Argentina. El nombre Passo da Guanxuma se refiere a un espacio ficcional fronterizo entre los países, fabulado por el escritor Caio Fernando Abreu. El libro ofrece un mapa amplio de nombres, anécdotas, exploraciones, abordajes. Estos aportes se retoman en los textos de cierre de Elvira Arnoux y Gonzalo Aguilar, dos figuras que desde hace muchos años vienen trabajando y formando equipos, con conciencia de la necesidad del cruce de lo editorial, universitario y político para el tejido de una red que nos coloca más allá de nuestras fronteras intelectuales y geográficas. Si las especulaciones académicas suelen llevar a distintas formas de solipsismo, resultan estimulantes las perspectivas que ponen el foco en lo que en principio nos es ajeno, y que empieza a dejar de serlo como resultado de estas búsquedas.



Eduardo Muslip