CULTURA

En construcción

PERFIL COMPLETO

El formato histórico de exposición, como lo conocemos históricamente, está agotado.
Arte y visitantes exigen una nueva forma de vincularse con los espacios expositivos, una forma más cotidiana, plural y diversificada, tal y como funciona la vida diaria, plagada de mensajes simultáneos y en soportes múltiples.
Como decía Ivo Mesquita, curador de la 28º Bienal de San Pablo (Brasil, 2008), conocida popularmente como la Bienal del Vacío ante la ausencia de obras exhibidas, es muy comprensible que un formato perteneciente al siglo XIX ya no dé respuesta al visitante del siglo XXI, ni a las producciones de los artistas de hoy.
Las curadurías y las obras contemporáneas deberían plantearse como instancias de construcción continua. Las visitas a las exposiciones comienzan muchas veces antes de la llegada a la sala y continúan luego, incluso en espacios no vinculados a lo expositivo: durante el café posterior o en una reunión con amigos, por ejemplo. Pensar hoy una curaduría, es pensarla de modo expansivo, porque el arte actual se discute en múltiples ámbitos no necesariamente específicos y en nuevas plataformas reales y virtuales.

*Productora artística en el Macba.



Maria Lightowler*