CULTURA #CONTRALOSESCRITORES


Gombrowicz experience

¿Es necesario saber algo del escritor polaco que vivió 25 años en la Argentina para homenajearlo? La respuesta fue este particular espectáculo, en el que participaron José María Muscari y Gonzalo Heredia, entre otros.

Convocatoria. Algunos de los convocados para el evento. Entre ellos Rep, Gonzalo Heredia y José María Muscari.
Convocatoria. Algunos de los convocados para el evento. Entre ellos Rep, Gonzalo Heredia y José María Muscari.
Foto:Congreso Gombrowicz
Gonzalo Leon
El Teatro del Globo, a cuadras del Teatro Colón y del Cervantes, está repleto de gente que esperó durante más de una hora. Por los parlantes se escucha la voz de Tom Lupo que lee fragmentos de Cronos, el diario secreto de Gombrowicz que, si todo sale dentro de lo estipulado, se publicará dentro de una nueva edición de Diario en la editorial El Cuenco de Plata. La hora de inicio del espectáculo estaba fijada a las 20.30, pero recién a las 21.15 arranca con la salida de los conductores: Maru Drozd y Patricio Barton. Sin muchos preámbulos, presentan a los dos equipos concursantes: los Juventones a la izquierda del público, formado por Eugenia Zicavo, el polémico José María Muscari, Enzo Maqueira y Diego Frenkel. Antes de salir a escena, Muscari dijo que lo que lo había motivado a participar fue la mezcla de literatura y juego, aunque lo que lo entusiasmó de verdad fue que era una invitación abierta tanto para conocedores como para no conocedores: “Y en ese sentido me parecía bueno representar a los no conocedores, a la ignorancia. Me preparé mucho para venir, desde mi ignorancia, cuidando no tener ningún vínculo ni con el autor ni con su obra”.

¿Pero cómo se origina este espectáculo llamado Contra los escritores? Hace dos años un grupo de jóvenes, liderados por Nicolás Hochman, inauguraba el primer Congreso Gombrowicz en la Biblioteca Nacional, con la presencia de sesenta expertos de todo el mundo; el año pasado el mismo grupo sacó por primera vez a Gombrowicz a la calle y lo puso en un bar de San Telmo bajo la consigna ‘Gombrowicz en un minuto’, una lectura en la que participó una veintena de escritores. Contra los escritores es el tercer evento consecutivo de este grupo, llamado Heterónimos, y puede decirse que avanza en el sentido de dar a conocer su obra, en una puesta en escena con muchos elementos tomados del lenguaje televisivo, donde ya ni escritores ni académicos ni expertos en Gombrowicz fueron los protagonistas, sino actores, músicos, personajes de la cultura popular.

Al otro lado del equipo de los Juventones está el equipo de Los Inmaduros. Ambos nombres hacen alusión al culto a la inmadurez, a lo incompleto, a lo joven, que hizo Gombrowicz en su obra. Este equipo, que también está sentado en pupitres como una cita a Ferdydurke, lo componen Diego Golombek, Dalia Gutmann, Gonzalo Heredia y Rep. La inmadurez se hace presente desde un inicio, cuando Dalia lanza el primer avioncito de papel, luego es el turno de Heredia y más tarde de Rep, que no cesará de lanzar bollos al otro equipo. Precisamente Rep, antes de salir de su casa leyó el cuento La virginidad, y se preguntó entonces por qué no había leído antes un libro de Gombrowicz, si desde su adolescencia estuvo rodeado de gente que lo leía.

En ese momento se muestran videos donde aparecen Víctor Hugo Morales, Samanta Schweblin y Paola Barrientos, cada uno deja una pregunta en el aire sobre la vida o la obra del autor de Ferdydurke y los equipos concursantes, que no saben mucho de la vida y la obra del autor de Ferdydurke, se animan a contestar. El público lo pasa bien, porque no todos han ido por Gombrowicz, también hay gente que ha ido por Rep, Muscari o Heredia; la gente que sí ha ido para presenciar un evento literario se queja porque Rep, Muscari o Heredia no saben nada de Gombrowicz.

Rep concentra en su persona una triple misión: contestar preguntas, dibujar lo que está pasando y acabar la botella de vino que puso junto a su atril.
Todo está fluyendo animadamente, por lo que el productor ejecutivo del espectáculo y líder del Grupo Heterónimos, Nicolás Hochman, se siente conforme, pese a las críticas que le llovieron desde un inicio: “Era una consecuencia lógica que iba a haber mucha resistencia: primero, porque Gombrowicz es un autor resistido por el público no lector de Gombrowicz, y segundo, porque cuando llegás a la médula del público lector resulta raro sacarlo de ese lugar de culto”. Observa que esto surgió como una excusa loca para presentar El fantasma de Gombrowicz recorre la Argentina, el libro del Congreso Gombrowicz; libro que se puede descargar gratuitamente en el sitio web del Congreso. Junto al libro también está el merchandising, con medias con la imagen del autor polaco: “Nosotros queremos que el libro circule, no queremos anunciarlo en redes sociales, que lo bajen diez personas y que quede ahí, porque el libro está buenísimo”.

En este libro están reunidos por primera vez los principales expertos en Gombrowicz, y gratis. Pero el gran objetivo de #ContraLosEscritores es que más gente lo conozca y también, desde luego, poder realizar el Segundo Congreso, para el cual, por el momento, no tienen los recursos. Con esto tal vez algún patrocinador se anime.

Gonzalo Leon