CULTURA


Irlanda en la literatura argentina

PERFIL COMPLETO

Desde que Borges escribió sobre el recientemente publicado Ulises, en 1925, no hemos dejado de leer una literatura que incluye nombres poderosos como los de Jonathan Swift, Oscar Wilde, G.B. Shaw, W.B. Yeats y Samuel Beckett. Ambas literaturas tienen muchos rasgos en común: el haberse autoimpuesto la tarea, hacia fines del siglo XIX, de forjar una identidad nacional; el haber pasado del campo a la ciudad, para la misma época; el estar estrechamente vinculados, los textos y sus autores, con luchas políticas revolucionarias, muchas veces armadas; el enfrentar en el campo cultural situaciones coloniales o neocoloniales en relación al mismo imperio, el británico, todo lo cual hace que, de todas las literaturas en lengua inglesa, la irlandesa sea la más cercana y familiar a la nuestra.
La gran novela de Joyce se tradujo por primera vez en nuestro país (J. Salas Subirat, 1945); en 2015 se publicó la de Marcelo Zabaloy y concluyó la suya, inédita hasta la fecha, Rolando Costa Picazo. Mereció, además, una reescritura, un Ulises argentino: el Adán Buenosayres de Leopoldo Marechal; Manuel Puig confesó haberse inspirado en Ulises para componer sus novelas escritas en distintas técnicas y estilos, como La traición de Rita Hayworth; la Santa Fe de Juan José Saer se modela sobre la Dublín de Joyce, y el autor es foco de las obsesiones de Emilio Renzi en Respiración artificial de Ricardo Piglia; mientras que En el corazón de junio, la novela de Luis Gusmán, traza puentes entre el 16 de junio de 1904, el Bloomsday de Ulises, y el 16 de junio de 1955, el ‘Bombsday’ de la Revolución Libertadora. Más influido por Retrato del artista adolescente, Rodolfo Walsh escribió su serie Cuentos de irlandeses, que tiene lugar, como la novela de Joyce, en un internado para niños católicos de ese origen. En cuanto a Beckett, su influencia es omnipresente en la obra de muchísimos de nuestros dramaturgos; y su teatro mereció puestas inolvidables como las de Miguel Guerberof.
La literatura irlandesa sigue dando grandes autores, algunos de los cuales se han traducido y difundido en nuestro país, como John McGahern y Claire Keegan; hay otros más conocidos internacionalmente, como John Banville y Colm Tóibín, autor de Brooklyn y de la excelente Crónica de la noche, que transcurre en nuestro país en la época de la dictadura y la primera democracia; y están los que esperan el turno de ser descubiertos, como Brian Friel, Eimear McBride, Donal Ryan, Danielle McLaughlin y Colin
Barrett.

*Autor de Ulises. Claves de lectura (Norma, 2008).



Carlos Gamerro