CULTURA BOICOT AL DIRECTOR DE “KILL BILL”

La derecha contra Quentin Tarantino

Autoridades policiales de Nueva York y Los Angeles se oponen al realizador, que el sábado pasado marchó recordando a las víctimas de la brutalidad policial estadounidense.

PERFIL COMPLETO

Foto:Cedoc Perfil
El pasado 24 de octubre Quentin Tarantino participó en una manifestación que se realizó en Nueva York contra la violencia policial y, unos días después, sucedió que el Sindicato de Oficiales de la Policía neoyorquina pidió a través de un comunicado el boicot de sus películas. También la policía de Los Angeles apoyó el pedido. La manifestación de la que formó parte Tarantino marchó por el centro de Nueva York con la consigna “RiseUpOctober” (“De pie en octubre”) y recordó a los jóvenes afroamericanos Eric Garner y Michael Brown (de 18 años), cuyos asesinatos por agentes policiales provocaron una ola de protestas en 2014. Además de fuertes declaraciones a los medios en las que acusó de “asesinos” a los agentes policiales, Tarantino subió al palco en Time Square, donde se leyeron los nombres de más de 250 víctimas de la brutalidad policial y se rechazó la impunidad del sistema judicial a través del cual se protege la conducta racista de policías blancos.
En la manifestación (la última de tres organizadas por el “RiseUpOctober”) participaron cientos de personas convocadas por varias organizaciones no gubernamentales. Se concentraron en el parque Washington del Greenwich Village, en la zona de Manhattan, antes de marchar por la Sexta Avenida, donde atravesaron las columnas policiales que acordonaban la calle. La protesta transcurrió de manera pacífica. Tampoco hubo incidentes cuando, a través de megáfonos, se relataron las historias de los asesinados por la policía y se levantaron algunas pancartas con textos como “¡Manos en alto, no disparen!” o “Levántate, frena el terror policial”, y otras con fotos de afroamericanos, en su mayoría jóvenes, con las fechas y los lugares de sus muertes. El acto se realizó pocos días después de que un policía de Nueva York, Randolph Holder, muriera tiroteado en Harlem mientras perseguía a un ladrón de bicicletas. Los manifestantes culminaron la marcha en Bryant Park, en el centro de Manhattan.
Además de la policía de Nueva York y los Angeles, se sumó al ataque contra Tarantino el periodista conservador Bill O’Reilly (en 2008, el número 82 de la lista de los “100 conservadores más influyentes de Estados Unidos” de The Daily Telegraph), quien advirtió al cineasta que había “destrozado su carrera”. En su programa The O’Reilly Factor, emitido por la FOX, recordó el asesinato del agente Holder, de 33 años, pocos días antes de la marcha. The O’Reilly Factor es uno de los programas más vistos de uno de los tres canales de televisión por cable más grandes de Estados Unidos e inició la tendencia de programas de noticias en horarios centrales. Es transmitido todas las semanas en FOX News Channel. Con relación a la manifestación, O’Reilly afirmó: “Menos de una semana después de que el oficial Holder fuera asesinado y antes de que su funeral tuviera lugar, el cineasta de Hollywood Quentin Tarantino viajó a la ciudad de Nueva York para condenar a los agentes de policía estadounidenses”.
Como sea, habrá que esperar hasta el 25 de diciembre para saber si la ofensiva contra Tarantino tiene alguna eficacia en el estreno de The Hateful Eight, un nuevo western que cuenta con un reparto estelar

Ruben H. Rios