CULTURA CUARENTA AÑOS SIN LA DIVINA

Maria Callas, remasterizada

En coincidencia con el aniversario de su fallecimiento, el sello Warner Classics presenta una colección de grabaciones en vivo de la mítica soprano, realizadas entre 1949 y 1964.

De colección. La portada de cada álbum presenta una foto icónica de la diva en el rol correspondiente. Callas tenía apenas 53 años cuando murió, el 16 de septiembre de 1977.
De colección. La portada de cada álbum presenta una foto icónica de la diva en el rol correspondiente. Callas tenía apenas 53 años cuando murió, el 16 de septiembre de 1977. Foto:beaton

Con motivo del 40º aniversario de la muerte de la mítica soprano Maria Callas, Warner Classics presentó el viernes pasado Maria Callas Live Remastered Edition, una caja de 42 CDs de lujo (también ofrecidos en descarga digital y plataformas de streaming) que reúne las grabaciones en vivo de ópera y recitales realizadas entre 1949 y 1964, incluyendo 12 papeles que nunca grabó en estudio. Estas veinte óperas completas y cinco recitales captados en Blu-Ray fueron remasterizados con la tecnología del Studio Art et Son de París, generalmente especializado en la digitalización de clásicos del jazz. El set de cajas contiene un libro de 200 páginas con ensayos, biografía y cronología, así como ilustraciones y fotografías poco conocidas del archivo de Callas en el escenario. La portada de cada álbum de la colección presenta una foto icónica de la diva en el rol correspondiente. Callas tenía apenas 53 años cuando murió, el 16 de septiembre de 1977.

Con excepción de alguna ausencia (faltan la legendaria Traviata, de 1955, con Carlo Maria Giulini, y el Ballo in maschera, de 1957, con Gianandrea Gavazzeni), algunas de las grabaciones de Maria Callas Live pertenecen a la gran historia de la interpretación operística. Entre ellas se encuentran Lucia di Lammermoor dirigida por Karajan (1955), Sonnambula de Bellini bajo la dirección de Bernstein (1955), Macbeth de Verdi con De Sabata (1952), Anna Bolena de Donizetti con Gavazzeni (1957), o la Traviata de 1958 junto al tenor Alfredo Kraus. Otros registros dan testimonio de Callas en su mejor momento de expresividad vocal (Norma de Bellini y Armida de Rossini en 1952, o Medea de Luigi Cherubini en 1953), o en papeles que nunca grabó en estudio, como Abigaille (Nabucco de Verdi), Kundry (Parsifal), Elena (Vespri siciliani de Verdi), Lady Macbeth, Giulia (La vestale de Spontini), Maddalena di Coigny (Andrea Chénier, la ópera más famosa de Umberto Giordano), Anna Bolena o Imogene (Il pirata de Bellini).

Los cinco recitales en Blu-Ray incluidos constituyen los pocos registros audiovisuales que se han conservado de Callas en el escenario. Se trata del segundo acto de Tosca dirigida por Franco Zeffirelli, con el célebre barítono italiano Tito Gobbi (cantó el papel de Barón Scarpia), en la Opera Royal House de Londres en 1964, además de una serie de recitales grabados en París (1958), Hamburgo (1959 y 1962) y Londres (1962). El segundo acto de la Tosca de Zeffirelli se retransmitió por la televisión británica, y las imágenes se conservaron hasta hoy. En ese momento, a los 40 años, Callas no había cantado en el escenario durante más de dos años y se suponía que se había retirado de las tablas, pero la perspectiva de unas excelentes condiciones de trabajo la resolvió a retornar al bel canto.

Maria Callas Live es la continuación muy esperada de la anterior remasterización, realizada por Warner en los estudios Abbey Road, Maria Callas Complete Studio Recordings, un set de 69 CDs lanzado en 2014 que recibió una clamorosa aprobación de la crítica especializada.