CULTURA NOVEDAD

Se reedita ‘Mort Cinder’ en España

Considerada una de las quince obras maestras de la narrativa dibujada a lo largo de la historia, la obra de Alberto Breccia y Héctor Germán Oesterheld vuelve al ruedo.

Clásico. Su aparición coincidió con los puntos más altos de la escritura de Héctor Germán Oesterheld y el arte de Alberto Breccia.
Clásico. Su aparición coincidió con los puntos más altos de la escritura de Héctor Germán Oesterheld y el arte de Alberto Breccia. Foto:cedoc

Astiberri Ediciones (España) anunció como novedad de noviembre, en su colección Sillón Orejero, la publicación de Mort Cinder, un clásico del cómic argentino, con guión de Héctor Germán Oesterheld y dibujos de Alberto Breccia, considerado internacionalmente como una de las grandes obras de la historia del género. Se publicó por entregas, entre 1962 y 1964, en la revista argentina Misterix, cuyos autores ya habían colaborado anteriormente en la revista Hora Cero, con Sherlock Time. Las páginas de la edición de Astiberri proceden en su mayoría de escaneos de los originales de Breccia, e incluye un prólogo de Juan Díaz Canales, ganador del Premio Nacional del Cómic como guionista de Blacksad, quien afirma en un pasaje: “Mort Cinder es sin duda una de las obras cumbres del blanco y negro. Pocos autores han utilizado la luz con la maestría de Breccia, capaz de dominar al mismo tiempo un grafismo realista y una puesta en escena expresionista, jugando como los maestros del cine con el valor psicológico y simbólico de la iluminación”.

Las aventuras de Mort Cinder –un inmortal que ha muerto y resucitado muchas veces– se inician siempre con un objeto que aparece en la tienda de Ezra Winston, un anticuario del barrio londinense de Chelsea, cuyo rostro es el del propio Breccia avejentado. Los nítidos recuerdos de Cinder, a quien Ezra conoce unos días después de su ahorcamiento por asesinato, son despertados por las antigüedades que yacen en la tienda, que lo llevan a rememorar historias de sus vidas pasadas, por ejemplo como uno de los miles de obreros de la torre de Babel o el único espartano sobreviviente de la Batalla de las Termópilas. Cinder fue soldado, recluso, hoplita, marino esclavista, pero nunca en su muchas vidas ha sido un personaje prominente en la historia sino un hombre fracasado, más que nada un testigo de la errancia de la humanidad y de sus propios errores. Concebida por Oesterheld cuando sus revistas habían fracasado e ilustrada por Breccia (por entonces había abandonado la editorial británica Fleetway, y también atravesaba un momento de penuria económica) durante la enfermedad y muerte de su primera esposa, la obra se caracteriza por una atmósfera meditabunda, donde se mezclan diferentes géneros, como la ciencia ficción, la leyenda, la narración histórica y, sobre todo, el terror.

La consagración de Mort Cinder se produjo en 1985, cuando en el primer número de la revista Fan Comics, de Toutain Editor, se publicó una encuesta realizada entre 55 personalidades de la historieta española (dibujantes, guionistas, especialistas, libreros), invitados a votar “las quince obras maestras de la narrativa dibujada a lo largo de su historia y a lo ancho del planeta”: Mort Cinder ocupó el octavo lugar, en una lista que encabezó Spirit, de Will Eisner. Aparte de las ediciones en otros idiomas, la primera versión al castellano en comic book la publicó Colihue, en 1997. La segunda la realizó Planeta-DeAgostini, en 2002. Esta edición ha sido, hasta hoy, la más apegada al material original aparecido en la revista Misterix, según un formato de bloques verticales y apaisados.

La edición de Astiberri de Mort Cinder es un libro de 256 páginas en blanco y negro.



Temas: