CULTURA NOVEDAD

Vampirismo francés Made in Argentina

El sello OK Books acaba de publicar “Vampiros: Sable Noir”, seis historias, cada una firmada por un equipo creativo diferente, realizadas a partir del texto de un escritor.

Arena negra. Ese es el nombre del pequeño pueblo costero donde están ambientadas las historias.
Arena negra. Ese es el nombre del pequeño pueblo costero donde están ambientadas las historias. Foto:cedoc

Vampiros: Sable Noir es una renombrada serie de historietas del subgénero vampírico, originalmente publicada en Francia en dos tomos por la editorial Dupuis, que ya tuvo varias ediciones en otros idiomas, incluyendo en español por Norma Editorial en un solo volumen, pero ahora los dos libros de la edición original se acaban de publicar en Argentina a cargo del sello OK Books, también responsable de Millenium, una novela gráfica basada en la trilogía de Stieg Larsson. Con portadas de Dave McKean (el dibujante de Neil Gaiman en Mr. Punch y The Sandman), que configuran una única imagen repartida en las dos tapas, cada tomo de la edición argentina cuenta con 92 páginas que contienen tres cómics basados en relatos literarios. Se trata de seis historias de más o menos veinticuatro páginas cada una firmada por un equipo creativo diferente a partir del texto de un escritor. Sable Noir (“arena negra”) es el pequeño pueblo costero donde se ambientan las fábulas.

La primera historia del volumen uno, “Sangre fresca”, realizada a partir de un relato de la autora de novelas policiales Brigitte Aubert, con guión de Denis-Pierre Filippi y dibujos de Patrick Laumond, es protagonizada por un periodista que trata de rehacer su vida junto a su familia en el pueblito costero de Sable Noir, pero se enfrenta con una serie de asesinatos rituales que lo conducen al mundo vampírico. Le sigue “La casa de la colina”, sobre un cuento de Ann Scott (la autora de la emblemática novela Superstars) y adaptado por el guionista Sylvain Ricard y el dibujante Tommy Redolfi. Aunque es más bien un relato de fantasmas, la ajustada narración y las viñetas magistralmente coloreadas por Redolfi consiguen un cómic que vale por sí mismo. En “Alizarine”, basado en el cuento “La nuit éternelle” de Colin Thibert (su novela Vitrage à la corde, de 2007, fue adaptada para la televisión francesa en 2008 para la serie Suite Noir), con guión de Filippi e ilustraciones de Steve Lieber (conocido por la miniserie Whiteout), el protagonismo corresponde a un antihéroe, un boxeador loser, el característico perdedor de los relatos de género noir. El volumen dos empieza con “Las almas asesinadas”, según el cuento homónimo del prolífico Pierre Pelot (escribe también bajo los seudónimos de Pierre Suragne y Pierre Carbonari), del guionista Alcante y el dibujante Matteo, que se organiza como un relato en dos tiempos, ya que el protagonista, un hombre común de mediana edad, termina en una Edad Media lóbrega y poblada de vampiros. El trabajo del dibujante español Guillem March, quien actualmente colabora con DC Comics, es el gran logro de “En la piel”, una historia erótica del subgénero vampírico. El guión de Philippe Thirault, según un relato de Caril Férey (Grand Prix de Littérature Policière en 2008), recrea las aventuras nocturnas de dos amigas. Cierra el volumen “La ficción de la realidad”, a partir de un cuento de Thierry Jonquet, el autor de Tarántula (1995), llevada al cine por Almodóvar en 2011 como La piel que habito, con guión de Jean-Paul Krassinsky y Marc Védrines y viñetas de Michel Durand.

Los dos tomos de Vampiros: Sable Noir están lujosamente editados, en formato de álbum europeo.