CULTURA


Vargas Llosa y Yasmina Reza, premiados

Los escritores recibieron en Madrid el XIII Prix Diálogo a la Amistad Hispano-Francesa en reconocimiento a su influencia en el ámbito cultural y literario de ambos países.

PERFIL COMPLETO


Foto:Cedoc Perfil
El escritor peruano Mario Vargas Llosa aseguró ayer que los escritores que “tienen la suerte de vivir en una democracia” pueden “prescindir de la política” en sus opiniones e “incluso despreciarla”, algo que no ocurre en otras zonas con regímenes totalitarios. “En otros lados donde no hay democracia el escritor está obligado a tomar partido. En el caso de América Latina, esas ideas del compromiso del escritor que vinieron de Francia arraigaron profundamente en muchos sitios no democráticos”, señaló Vargas Llosa en un encuentro en Madrid que tuvo lugar el martes pasado, en el que también participó la escritora francesa Yasmina Reza, ambos premiados en la XIII edición del Prix Diálogo a la Amistad Hispano-Francesa.
Por su parte, Reza –autora de obras de teatro como Arte y Un dios salvaje– se mostró “en total desacuerdo” con la postura del premio Nobel de Literatura, asegurando que el escritor “no es ni mucho menos un intelectual”. “Son demiurgos de personajes contradictorios, pero no comentaristas ni ensayistas con un conocimiento sabio y objetivo”, añadió. En su caso, Reza resaltó que no participa en debates políticos a pesar de tener su opinión personal: “Mi posición no tiene interés y por eso no la comparto. La gente que lee lo que escribo en mis libros ya me pondrá en una casilla porque, en cierta manera, eso comporta una visión política y metafísica del mundo”, dijo.
Por el contrario, Vargas Llosa reiteró que, a su entender, la idea del compromiso del escritor de Sartre “sigue siendo válida” hoy día, “el escritor debe participar en el debate público y puede hacer una contribución, tratando de que sus palabras sean genuinas y auténticas y no difundan la mentira”, añadió. Asimismo, y en referencia a las recientes elecciones generales celebradas en su país natal, el autor de Conversación en La Catedral señaló que siguió “con atención y preocupación” el resultado de las elecciones. “Con Kuczynski al frente se consolidarían los años de crecimiento en Perú, algo que no ocurriría con la hija de uno de los peores dictadores de la historia”, señaló en alusión a Keiko Fujimori.
De otro lado, ambos escritores coincidieron en señalar el francés como una lengua “más sutil” que el español, aunque este último “tiene una mayor fuerza y vitalidad”. En cualquier caso, no creen que ninguna de las dos lenguas estén en riesgo de desaparecer o decaer en su uso. “El español goza de buena salud y nunca ha estado tan vivo e integrado como ahora. El riesgo de que desaparezca como el latín está conjurado, hay que decirlo sin jactancia, pero es una de las grandes lenguas modernas”, dijo el premio Nobel de Literatura 2010.
Yasmina Reza reconoció estar profundamente enamorada de la lengua francesa, a pesar de que ni sus padres ni su familia tuvieran orígenes franceses: “Para mí era un país enteramente nuevo y convertí su lengua en mi patria. La quiero con alma verdadera”, dijo.
El Prix Diálogo a la Amistad tiene como objetivo enriquecer las relaciones entre Francia y España. El jurado quiso reconocer la trayectoria y excelencia de la obra de ambos escritores, destacando su influencia en el ámbito cultural y literario.

Francisco Figa