DEPORTES SELECCIÓN ARGENTINA


Aguas más calmas

En una conferencia, Luis Scola aclaró que de la Secretaría de Deporte les prometieron una solución en su enfrentamiento con la CABB, y que no habrá renuncias. Ginobili, recuperado.

Tiene la palabra. El capitán Scola, con el micrófono; a sus costados, Manu y Prigioni.
Tiene la palabra. El capitán Scola, con el micrófono; a sus costados, Manu y Prigioni.
Foto:Telam

agencias

Luis Scola aseguró que el plantel de la Selección seguirá “entrenando con normalidad” con miras al Mundial de España, que comienza el 30 de agosto, aunque supeditó esta situación al éxito de las negociaciones que llevan a cabo la Secretaría de Deporte y el Enard para implementar los cambios solicitados en la Confederación Argentina. “La postura es seguir entrenando. No hay riesgo de renuncia, pero tampoco queremos sentarnos acá la próxima semana y amenazar con renunciar. De la secretaría y el Enard nos dijeron que esto se iba a solucionar en los parámetros que estábamos pidiendo”, señaló Scola.

El anuncio del capitán del seleccionado se realizó en una conferencia de prensa en la que participaron todos los jugadores y el entrenador, Julio Lamas, aunque sólo hablaron Scola y Emanuel Ginóbili.

“No hay plazos para solucionar el conflicto porque nadie nos dijo ‘esto se va a arreglar el lunes o el martes’. Nos dijeron que todo se iba a solucionar. En la medida que nos transmitan esa confianza, vamos a seguir entrenando normalmente”, expresó Scola.

El conflicto entre jugadores y dirigencia, específicamente desde que asumiera como presidente Germán Vaccaro, data desde 2011, pero explotó hace dos meses provocando la salida de Vaccaro.

Los jugadores nunca estuvieron conformes con el proceder de Vaccaro, y la distancia se ahondó aún más cuando se adentraron en los pormenores de la gestión, que incluía un destrato hacia ellos.

Fue ante esta situación que los basquetbolistas comenzaron a solicitar una auditoría (a ellos les adeudan 5 millones de pesos, y se habla de que la deuda global de la entidad rondaría entre 20 y 22 millones) y que en el seno de la CABB se produjeran “cambios profundos”.



Redacción de Perfil.com